¿Buscas ideas de marketing para yoga como profesor particular o para tu centro de fitness?

El yoga está ganando más popularidad que nunca entre hombres y personas mayores. De los 4 millones de hombres y 4 millones de practicantes de más de 55 años en 2012 hemos pasado a aproximadamente 10 millones y 14 millones, respectivamente. No es difícil adivinar por qué. La investigación sigue desvelando más y más beneficios para la salud física y mental en esta práctica.

Para muchas personas, el yoga es un ejercicio meditativo y espiritual, por lo que podría parecer poco auténtico o contradictorio crear un plan de marketing para un negocio de yoga. La verdad es que el marketing es necesario para que un centro de yoga se mantenga en pie y no hay absolutamente nada de malo o contradictorio en su implementación. 

De hecho, aunque las malas prácticas por parte de algunas compañías han creado una especie de desconfianza y sentimiento de engaño alrededor del marketing, ser deshonesto a la hora de promocionar tu negocio más bien dañará tu imagen, en lugar de ayudarte a impulsarla. El marketing consiste en hacer que tu negocio sea visible y conectar con las personas que están interesadas en lo que ofreces.

 

Infografia de marketing para yoga.

 

Idea de Marketing para Yoga #1: Encuentra tu nicho

 

La primera pregunta que debes hacerte es: «¿conozco a mis clientes?» ¿Quién necesita o disfruta de tus clases? Esto está directamente relacionado con el tipo de clases de yoga que ofreces. ¿Enseñas a principiantes o realizas clases de nivel más avanzado? ¿Tus clases de yoga ayudan a paliar dolores de espalda o aliviar el estrés?

El primer paso antes de desarrollar un plan de marketing es analizar y entender a tus clientes, saber cuál es su aspecto y qué buscan. Echa un vistazo a las personas que asisten a tus clases actuales. ¿Son jóvenes o mayores? ¿Por qué se inscribieron? ¿Tienen problemas de salud o están en forma? ¿Llevan mucho tiempo asistiendo a clases de yoga o acaban de empezar? ¿Todo eso cambia en función del tipo de clase que das?

Si eres un nuevo instructor de yoga, probablemente será más difícil identificar a tus clientes. Analiza las clases de yoga que ofreces y piensa en qué beneficios podrían obtener los asistentes. ¿Haces clases de yoga de forma divertida o de forma espiritual? ¿Haces alguna clase de yoga que puede ser útil para perder peso?

Según un estudio realizado por la Yoga Alliance:

 

El 61% de las personas empieza a ir a clases de yoga para aumentar su flexibilidad, el 56%, para aliviar el estrés y el 49%, para mejorar su salud.  

 

A la hora de promocionar tu negocio, es bueno enfatizar estos beneficios. Piensa en lo que lo hace que tu estudio de yoga sea único o lo que te diferencia de otros profesores de yoga. Quizá enseñas algún tipo de yoga que otros estudios no enseñan. Encontrar un nicho y saber explotarlo puede traerte grandes beneficios.

Puedes ofrecer clases concretas dirigidas a este nicho o focalizarte completamente en él, haciendo que sea el pilar central de tu negocio. En las categorías de nicho suele existir menos competencia y pueden ser un buen punto de partida para sacar adelante un nuevo estudio de yoga. Por ejemplo, existen centros de yoga que se especializan en mujeres embarazadas y familias, como Ready Set Grow.

 

Marketing para yoga. Ready set grow.

 

Enseñan yoga prenatal, yoga posparto y yoga familiar. Se trata de un nicho interesante, ya que siempre habrá nuevas madres que sienten que ya no tienen tiempo para el yoga y mujeres embarazadas que desean llevar un estilo de vida saludable y cuidar su cuerpo.

Las implicaciones físicas del embarazo pueden dificultar la práctica del yoga, por lo que una clase pensada para mujeres embarazadas hará que se sientan más tranquilas y evitará que dejen de practicar yoga durante su embarazo. 

Sin embargo, no es necesario que todo tu centro se vuelque a un grupo de personas concreto. Ofrecer, por ejemplo, una clase para personas mayores de cincuenta años, una clase de yoga para principiantes o una clase enfocada en la positividad corporal atraerá a grupos de personas que, de otra manera, quizá no se atreverían a inscribirse o no se interesarían en tus clases de yoga. 

El mismo estudio realizado por la Yoga Alliance descubrió que las principales razones por las que las personas no prueban el yoga son: no estar seguros de si el yoga es bueno para ellos, no saber cómo empezar, sentir que no encajan y sentir que su cuerpo no está preparado para el yoga.

Proporcionar una solución a estas dificultades te ayudará a destacar sobre tus competidores y satisfacer una demanda que muchos otros profesores quizá no habían tomado en cuenta.

También podrías proporcionar otros servicios aparte del yoga. Por ejemplo, si un porcentaje significativo de tus alumnos son padres y madres, podrías hacer como Yoga Union y ofrecer un servicio de guardería.

 

Marketing para yoga. Yoga union childcare.

 

Es cierto que Yoga Union está ubicado en un centro de bienestar comunitario, por lo que tiene sentido que brinden más servicios a la comunidad que los rodea, pero si tienes los medios, vale la pena cubrir este tipo de necesidades que podrían dificultar la asistencia a tus clases.

 

Idea de Marketing para Yoga #2: Crea un sitio web

 

Para desarrollar una estrategia de marketing online, como mínimo, debes disponer de un sitio web para tu negocio con un nombre de dominio propio. Tu sitio web debe mostrar, al menos, tu información de contacto comercial, el horario de tus clases, el coste y la ubicación de tu estudio de yoga.

La mayoría de los menús en sitios web de centros de yoga tienen un aspecto parecido al siguiente:

 

Marketing para yoga. The breathing room.

 

La página de inicio debe ser tu carta de presentación y el punto de partida para que tus clientes puedan encontrar toda la información que necesitan. Asegúrate de proporcionar enlaces a tu página de contacto o registro. También puedes mostrar ofertas especiales o eventos próximos.

La página de inicio de Yoga Union es buen ejemplo. Empieza presentando a sus visitantes un conjunto de objetivos (honor, apoyo y conexión).

 

Marketing para yoga. Yoga union goals.

 

Si pasas el ratón por encima de Honor, Soporte o Conecta, aparece una breve descripción de cómo cumplen los objetivos. Debajo, muestran enlaces para alentar a los visitantes a inscribirse, ver el horario de las clases o los eventos próximos.

La página «Sobre nosotros» también es importante. The Breathing Room ha añadido un mapa de su ubicación en ella, una sección de información relevante y otra con su información de contacto. También tienen enlaces, accesibles a través del menú, que dirigen a los visitantes a las descripciones de los profesores del centro e información para nuevos alumnos.

Yoga Union, por otro lado, utiliza la sección «Sobre nosotros» para responder a las preguntas más frecuentes y ofrecer una galería de fotos y testimonios.

La sección de «Ofrendas» en el menú de The Breathing Room se usa como un enlace a las clases y horarios. Es bueno colocar los precios y los beneficios de la suscripción en la misma sección, aunque The Breathing Room tiene una página específica para ello, lo cual también funciona.

Lo importante es construir tu web de manera que los usuarios puedan encontrar fácilmente la información sobre el precio de tus clases o de la suscripción.

 

Marketing para yoga. Union links.

 

Por último, la página de contacto es necesaria, pero debe ser simple y directa. Ahí es donde debes añadir la ubicación de tu estudio de yoga (aunque ya la hayas añadido en tu página «Sobre nosotros»), un número de teléfono para que los visitantes puedan ponerse en contacto con tu negocio y un formulario o dirección de email.

Estas son las páginas y elementos básicos, pero si realizas más actividades, como escribir en un blog, organizar eventos u ofrecer formación para profesores de yoga, tu sitio web es un buen lugar para incluir esta información.

Si tu centro es atractivo, luminoso y tiene una decoración cuidada, muestra fotos del interior. El ambiente en el que das las clases puede ser un factor decisivo para muchas personas.

Si tienes una newsletter, anima a tus visitantes a registrarse. Si has grabado vídeos, muéstralos. Puede que pienses que las newsletters, los blogs y los vídeos requieren demasiado tiempo y esfuerzo. Sin embargo, la eficacia del marketing de contenidos está más que demostrada y debes tener en cuenta que resulta muy beneficioso a largo plazo.

 

Idea de Marketing para Yoga #3: Usa el Marketing de Contenidos

 

El marketing de contenidos se basa en la creación de contenidos de calidad. No es el tipo de estrategia que proporciona resultados instantáneos y requiere de un esfuerzo genuino. Hubspot descubrió que las compañías que publican más de dieciséis posts en su blog al mes obtienen aproximadamente 3,5 veces más tráfico que las compañías que publican menos de cuatro.

No hay duda de que el marketing de contenidos tiene un gran potencial, pero resulta especialmente efectivo cuando se hace de manera consistente y se publica con frecuencia.

Existen muchas formas de definir una estrategia de contenidos para un negocio de yoga. Puedes escribir ebooks o publicar en un blog, hacer vídeos o podcasts sobre yoga, enseñar a otros lo que sabes o compartir tus viajes. Todas son formas excelentes de ampliar tu alcance a la vez que transmites conocimientos o consigues que las personas interactúen con tu marca.

También puedes publicar contenido relacionado con el yoga, pero no necesariamente sobre yoga. Por ejemplo, puedes tener un blog de viajes, hacer vídeos de estilo de vida, compartir consejos de salud o recetas de alimentos saludables. Puedes crear contenidos sobre cualquier cosa que pueda interesar a tus alumnos potenciales o que les resulte útil.

Barre3, una empresa de Fitness con múltiples centros en Estados Unidos, por ejemplo, tiene su propia revista online en la que publica artículos sobre temas que van desde recetas de cocción lenta hasta entrevistas.

 

Marketing para yoga. Barre3.

 

Su mensaje de empoderamiento también se refleja en sus artículos. Por ejemplo, su artículo titulado “We’re Revolutionizing The Fitness Before + After” («Estamos revolucionando el Fitness antes y después») critica explícitamente el mensaje «poco realista, inalcanzable y poco saludable” que transmiten las fotos de antes y después, y el hecho de convertir la foto posterior en un final feliz en lugar de una comparación de peso.

Este artículo, en particular, también incluye una llamada a la acción que incita a sus lectores a realizar su versión de las fotos de antes y después en Instagram. Las llamadas a la acción, especialmente aquellas que fomentan la participación de sus visitantes de una forma natural, son una excelente manera de mantener su interés. Remitirlos a tus redes sociales también fomenta el engagement a largo plazo.

 

Idea de Marketing para Yoga #4: Atrévete con el email marketing

 

El email marketing puede serte muy útil a la hora de fidelizar clientes. El yoga, muchas veces, tiene que ver con la creación y alimentación de una comunidad. Enviar correos electrónicos consistentes, auténticos y relevantes puede ayudarte a conseguirlo. A través de este canal puedes recordar a tus alumnos cuáles son los próximos eventos, como, por ejemplo, clases de yoga especiales.

Enviar emails, pues, es una excelente manera de conectar con clientes nuevos y mantener a los actuales interesados. Sin embargo, evita hacer spam. Cíñete a una planificación – decide con qué frecuencia enviarás tus emails: cada dos semanas, semanalmente o mensualmente. Ten en cuenta que si envías demasiados emails, es posible que se marquen como spam y que tus destinatarios decidan darse de baja de tu newsletter.

Asegúrate de personalizar tus emails de acuerdo a las preferencias de tus suscriptores. No envíes los mismos emails a todas las personas que tienes en la lista. Fíjate en qué relación tienen con tu negocio:

  • Si se han registrado pero aún no han asistido a una clase, envíales un email para recordarles que pueden hacerlo.
  • Si acaban de asistir a su primera clase, envíales un email felicitándolos por ello y sugiriéndoles más clases.
  • Si son alumnos desde hace mucho tiempo, envíales emails sobre los cambios en las clases, los profesores o los horarios.

Personaliza aún más tus emails enviando ofertas como regalo de cumpleaños. Desear a tus alumnos un feliz cumpleaños crea un vínculo más fuerte y una impresión muy positiva de tu negocio. Los emails sobre eventos especiales u ofertas también suelen funcionar bien – todos tus emails deben aportar algún tipo de valor a la persona que los recibe.

Asegúrate, también, de que tus emails se visualicen correctamente en dispositivos móviles. Muchas personas leen los emails a través de sus móviles. Debes seguir todas las reglas de la ley CAN-SPAM, que incluyen asegurarse de ofrecer a los destinatarios la opción de cancelar la suscripción e identificar anuncios de correo electrónico como anuncios.

Si deseas aprender más sobre email marketing, te recomendamos nuestro otro artículo sobre email marketing para pymes.

 

Idea de Marketing para Yoga #5: Gana visibilidad en redes sociales

 

Las redes sociales se basan en el engagement y se ha descubierto que funcionan de maravilla para los estudios de yoga, especialmente plataformas como YouTube e Instagram. El yoga ganó popularidad entre 2012 y 2016, según la Yoga Alliance, pasando de 20,4 millones de practicantes a más de 36 millones. El mismo estudio demostró que:

 

El 65% de los practicantes practica yoga en casa y el 50% mencionó el coste como el factor más importante a la hora de elegir un estudio.  

 

No resulta extraño que muchas personas opten por practicar yoga en casa dada la cantidad de vídeos y aplicaciones que existen para este fin. 

En cuanto al uso de las redes sociales, realizar posts de manera consistente es clave. No siempre tiene que ser contenido original. Puedes compartir artículos de terceros que creas que pueden ser interesantes para tus seguidores o apoyar a otros profesores de yoga.

 

YouTube

 

YouTube es la red social (y buscador de vídeos por excelencia) más popular en Estados Unidos.Según una encuesta realizada en 2018 por el Pew Research Center, el 73% de los estadounidenses usan YouTube. Hay innumerables vídeos de yoga en YouTube.

Es un sitio web popular para compartir vídeo clases con una comunidad online. Pueden ser tan largas como quieras, desde diez minutos hasta una hora, y es una excelente manera de llegar a principiantes que no se atreven a inscribirse a un estudio o a personas que no pueden asistir a clases presenciales.

Muchos profesores de yoga también realizan clases online gratuitas con el objetivo de construir una base de seguidores fieles. A menudo, ofrecen clases online de pago más largas en otra plataforma, generalmente en su propio sitio web.

Un buen ejemplo de instructor de yoga que utilizó YouTube con éxito y logró crear una gran comunidad en torno a su marca personal es Adriene Mishler – tiene cuatro millones de suscriptores en YouTube.

 

Marketing para yoga. Yoga with Adriene.

 

Adriene Mishler ha estado publicando vídeos en YouTube durante seis años, subiendo contenido varias veces al mes y acumulando más de 345 millones de visitas. Su éxito no es común, pero demuestra lo que se puede lograr con una buena estrategia de marketing y dedicación.

Su consistencia (el hecho de publicar vídeos con frecuencia durante seis años) y la accesibilidad de sus vídeos han jugado un papel importante en su popularidad. Adriene propone desafíos a sus seguidores, como su desafío de 30 días titulado «Dedicate», que es factible tanto para principiantes como para practicantes de yoga más avanzados.

Si decides subir vídeo clases de yoga en YouTube, sería bueno publicar un buen número de clases accesibles para principiantes.

Hay otros tipos de vídeo efectivos que puedes publicar en YouTube. Por ejemplo, vídeos informativos. Con este tipo de vídeos podrías explicar los beneficios del yoga, en qué consiste el yoga Vinyasa o compartir lo que sabes de la historia del yoga. Publicar vídeos, en este caso, puede formar parte tanto de tu estrategia de marketing en redes sociales como de contenidos.

 

Instagram

 

El yoga es una actividad popular entre los usuarios de Instagram. Probablemente has visto fotos de gente haciendo poses de yoga espectaculares. Este es el tipo de imágenes que la gente quiere ver en un perfil de yoga de Instagram. Sin embargo, no debes ceñirte solo a este tipo de fotos, tus publicaciones han de ser variadas para no aburrir a tus seguidores. Esta idea se aplica a casi todas las redes sociales.

Primero, decide si quieres promocionarte como profesor de yoga o como estudio en Instagram. Si lo centras en tu marca personal, el contenido que subas deberá mostrar tu personalidad y, por lo tanto, será necesario que aparezcas en las fotos o los vídeos para que tus seguidores puedan reconocerte.

Fíjate en la página de Rachel Brathen. Ella se identifica como «Chica Yoga» y madre en su biografía de Instagram.

 

Marketing para yoga. Instagram de Rachel Brathen.

 

Sus fotos reflejan lo que nos cuenta en su biografía. La vemos meditando en la playa (también tiene otras fotos que muestran cómo practica yoga con mayor claridad). La vemos con sus hijos y su pareja. Su cuenta de Instagram parece personal. Combina fotos que parece que ha tomado ella misma (como las de sus hijos y las selfies) con fotos tomadas por un profesional.

 

Marketing para yoga. Post de Rachel Brathen.

 

El marketing más puro lo vemos en su biografía, en la frase: “JOIN OUR YOGA RETREATS + TEACHER TRAININGS!” («¡Únete a nuestros retiros de yoga + formación para profesores!»). Debajo incluye una URL que lleva a los interesados su sitio web, yogagirl.com.

Rachel Brathen también tiene un canal en YouTube, que utiliza para publicar vídeos ocasionales de yoga pero, a diferencia de Adriene Mishler, también publica muchos vídeos sobre ella y su familia mostrando su estilo de vida.

Si eliges promocionar tu estudio en lugar de a ti mismo como profesor de yoga, también puedes publicar fotos tuyas o de tus alumnos realizando posturas de yoga impactantes, pero además tienes la opción de mostrar qué sucede en tu estudio y cómo es por dentro. Puedes publicar fotos de clases, como la del estudio Parallel 45.

 

Marketing para yoga. Parallel 45.

 

La principal diferencia es que la cuenta de un estudio se centra más en lo que sucede dentro de una comunidad y no en la vida personal de una persona. A continuación puedes ver algunos ejemplos más de fotos de Parallel 45.

 

Marketing para yoga. Fotos de parallel 45.

 

Como ves, sus fotos no se centran en una persona. Tienen fotos de grupos y de diferentes mujeres practicando yoga.

 

Facebook

 

A la hora de promocionar tu negocio en redes sociales, no puedes olvidarte de Facebook. Es la segunda red social más popular, después de YouTube. Según la encuesta del Pew Research Center mencionada anteriormente, el 68% de los estadounidenses usa Facebook.

Como mínimo, deberías crear una página de negocio para ti, como profesor de yoga, o tu estudio. Tu fan page de Facebook puede atraer a nuevos alumnos que tengan curiosidad por descubrir tu negocio y mantener al día a los alumnos actuales o antiguos sobre nuevos eventos y clases.

 

Marketing para yoga. Página de Facebook de Parallel 45.

 

La página de Facebook de Parallel 45 es un buen ejemplo. Este centro la usa para anunciar eventos especiales, como el llamado “CandleLight Restorative Yoga”, consiguiendo que las personas que ven el post puedan confirmar la reserva fácilmente o guardar el evento. Facebook también lo muestra a los amigos de los usuarios que están interesados en el evento, logrando, así, más difusión.

Luego, tienen su calificación de 5 estrellas a la derecha. Si has recibido comentarios o reseñas positivas en tu página de Facebook, muéstralos. Te ayudaran a generar más confianza. El Centro de Investigación Spiegel descubrió que mostrar reseñas puede aumentar la tasa de conversión en un 270%.

Lo mismo sucede con la sección «Comunidad». Parallel 45 tiene una cantidad significativa de «me gustas» y sigue demostrando que no solo son unas pocas personas las que piensan que el estudio merece la pena.

 

Más consejos sobre marketing en redes sociales

 

Además de hacerte visible ante tus clientes potenciales y tus alumnos actuales, a través de las redes sociales puedes mantenerte en contacto con otros profesores de yoga o incluso contactar con instructores que no conocías.

Puedes apoyar a otros profesores a través de tus publicaciones o darles crédito si te dan alguna una idea. Lo más probable es que algunos hagan lo mismo por ti e incluso puedas terminar haciendo una clase u organizando un evento junto a ellos. 

Aún así, las redes sociales son solo una parte de una estrategia de marketing exitosa. Cuando hablamos del éxito de Adriene Mishler, hay que tener en cuenta que, aunque la mayor parte de su contenido está alojado en YouTube, también lo comparte en Twitter, Facebook e Instagram.

Además de participar en eventos y compartirlos, Adriene tiene su propio sitio web, gestiona un blog y envía un email semanal. Rachel Brathen también aplica el marketing de contenidos, como la participación en un podcast y la creación de vídeos sobre la práctica del yoga.

Otro aspecto importante a tener en cuenta a la hora de utilizar las redes es mostrar una apariencia real. Los usuarios, aunque no lo parezca, saben diferenciar cuando usas fotografías de stock y cuando usas fotos reales, tomadas con tu propia cámara.

Además de publicar de manera consistente, el hecho de responder a los comentarios que recibes en tus publicaciones y dejar comentarios en las publicaciones en las que te mencionan también te permitirá mejorar tu imagen de marca y ganar visibilidad.

 

Idea de Marketing para Yoga #6: Utiliza Google Ads

 

La publicidad online suele ser la forma más rápida de hacer crecer tu negocio. Si no sabes por dónde empezar o cómo hacer que tus anuncios sean efectivos, te recomendamos leer nuestras guías y artículos sobre Google Ads.

Es probable que ya te hayas dado cuenta de que, cuando realizas una búsqueda en Google, aparecen anuncios en la parte superior e inferior de las páginas de resultados. Google decide qué anuncios aparecen en la primera página a través de una subasta, en la que el anunciante establece cuánto está dispuesto a pagar por cada palabra clave.

Sin embargo, Google también tiene en cuenta la calidad de tus anuncios, la experiencia del usuario en tu página de destino y el porcentaje de clics, entre otros factores.

 

La combinación de tu puja y el nivel de calidad de tus anuncios determinan cuánto pagarás cada vez que alguien haga clic en tu anuncio.  

 

El hecho de poder dirigir tus anuncios a una ubicación geográfica concreta – por ejemplo, San Francisco, si tu estudio de yoga se encuentra en esa ciudad – evita que obtengas clics de usuarios que, probablemente, no estarían interesados en asistir a tus clases. Si alguien busca estudios de yoga en Nueva York pero tienes tu estudio en San Francisco, no tiene sentido que tu anuncio se muestre ante esta persona.

Por otro lado, también debes elegir tus palabras clave de forma inteligente. Las palabras clave son las palabras que tus posibles estudiantes usarían en una búsqueda de Google para encontrar tu negocio. Por ejemplo, alguien podría escribir en Google «lecciones privadas de yoga». Si ofreces clases privadas, deberías incluir esta frase en tu lista de palabras clave para que tu anuncio aparezca en esta búsqueda.

A continuación te mostramos algunos ejemplos de anuncios de yoga.

 

Marketing para yoga. Anuncios de texto en google.

 

El primer anuncio hace hincapié en la meditación y la salud, atrayendo a las personas que pueden estar interesadas en estos aspectos. El segundo anuncio comunica que ofrece clases de yoga para «todos los niveles», con lo cual logra atraer tanto a principiantes como personas con un nivel más avanzado. Ambos han elegido una característica a destacar que los distingue.

 Por otro lado, la mayoría de estos anuncios muestran una oferta para captar la atención. Por ejemplo, el primero ofrece una cuota de inscripción de 99 centavos. En cambio, los dos siguientes ofrecen clases de prueba gratuitas.

Por último, dos de ellos también muestran sus calificaciones positivas. Tal como hemos mencionado anteriormente, las reseñas o calificaciones positivas aumentan la confianza que transmite tu negocio. Gaia.com tiene más de 4.220 comentarios, lo cual le da un plus de credibilidad.

Con Google Ads también puedes crear otros tipos de anuncios, como los de display. Estos suelen aparecer en la parte superior o en los laterales de otras páginas web, mientras tus clientes potenciales navegan por ellas. También permiten mostrar anuncios ante clientes que ya han visitado tu sitio web, para recordarles que pueden volver para inscribirse a tu estudio. Presentan este aspecto:

 

Marketing para yoga. Anuncio de display.

 

Puedes usar este tipo de anuncios para dirigirte a personas que navegan por sitios web relacionados con el yoga o un estilo de vida saludable, ya que de esta forma es más probable llegar a personas que podrían estar interesadas en tus clases.

 

Idea de Marketing para Yoga #7: Utiliza Tácticas de Marketing Offline

 

El yoga suele ir dirigido a una comunidad a nivel local, por lo que no hay que descuidar el marketing offline, el que te permite llegar a la comunidad de practicantes de yoga de tu ciudad a través de su entorno físico. A continuación te damos algunas ideas de acciones offline que puedes incluir en tu plan de marketing:

 

Publicidad en revistas

 

¿Alguna vez has recibido una revista gratuita por correo ordinario? Si alguna vez has hojeado este tipo de revistas, habrás visto que contienen anuncios con ofertas que te permiten conseguir algo gratis, como cupones para un libro gratis o una clase de yoga para principiantes gratuita.

En el caso de un negocio de yoga, es importante que conecte con la comunidad que lo rodea, y pagar por anunciarte en una revista local puede ayudarte a atraer más miembros de tu comunidad a sus clases.

Los anuncios impresos son uno de los tipos de publicidad que generan más confianza, según MarketingSherpa. Si bien el 61% de las personas confían en los anuncios que aparecen en los buscadores (la tasa de confianza más alta en cuanto a publicidad online), el 82% confía en los anuncios impresos.

Sin embargo, dar a conocer tu negocio no es suficiente. Al igual que con muchas otras tácticas de marketing, debes centrarte en ofrecer algo de valor a tus clientes potenciales. 

¿Qué beneficio les supone inscribirse a tus clases de yoga? Puedes usar el anuncio completo para resaltar los méritos y el gran reconocimiento de tu estudio, pero no funcionará tan bien como dar al lector algo que desea.

Por lo tanto, si organizas una clase gratuita, anúncialo en las revistas más populares de tu localidad, o usa cupones para gastar en una clase gratuita. Si el cupón es para una clase de yoga recurrente, es mejor poner una fecha de vencimiento o guardar el cupón después de que alguien lo haya utilizado para evitar un abuso de la oferta. 

También puedes regalar productos de yoga gratuitos a los que asistan a una de tus clases o darles acceso a un evento especial. Antes de decidir qué regalo usarás como incentivo, asegúrate de conocer bien al público que verá el anuncio.

Cuando escojas una revista, debes investigar su audiencia y ver si se alinea con tus objetivos de marketing. Las revistas de fitness, para mujeres y basadas en la comunidad pueden ayudarte a llegar a las personas que estás buscando, especialmente si en su contenido se habla sobre yoga o negocios locales.

Sé honesto con lo que ofrezcas. Si tu oferta incluye algún coste extra, como una tarifa de envío o gestión, no intentes ocultarlo. Comunícalo de la forma más clara posible. Por ejemplo, si alguien viene a tu estudio con la idea de que le ofreces una clase gratuita y luego descubre que les cobras por alquilar una esterilla de yoga o si el cupón solo cubre 60 minutos de una clase de 90 minutos, es posible que esta persona se moleste o se sienta descontenta.

También debes indicar claramente si es necesario realizar otra acción, aparte de mostrar el cupón en tu centro; por ejemplo, en el caso de que tu cupón solo sea válido si se registran online o por teléfono antes de utilizarlo, debes indicarlo en el anuncio de la revista. Cualquier condición debe quedar clara. La idea no es engañarlos para que acudan a tu estudio, sino complacerlos para que vuelvan.

 

Usa el marketing boca a boca

 

El potencial del boca a boca es enorme para un negocio local. La Yoga Alliance señala que el 65% de los propietarios de estudios de yoga tienen en cuenta las recomendaciones de sus amigos y profesionales conocidos cuando contratan nuevos profesores. Por otro lado, el 40% de las personas reciben información de sus amigos y el 33% practican yoga porque les han introducido sus amigos.

A menudo, el «boca a boca» ocurre de manera natural cuando ofreces un buen servicio y te involucras al máximo con tus alumnos. Si eres bueno en lo que haces, la gente te recomendará.

Sin embargo, las cosas no siempre suceden por sí solas. Simplemente alentando a tus alumnos después de una clase para que cuenten su experiencia a sus amigos o les hablen de un evento especial que estás preparando, puedes lograr que este boca a boca se desencadene. Si alguien te felicita por tus clases o tu centro, sugiérele que lo recomiende a sus amigos.

También puedes ofrecer incentivos para lograrlo. Por ejemplo, si alguien convence a un amigo para que se registre durante un mes, puedes ofrecerle clases gratuitas o una tarjeta regalo. En la imagen a continuación puedes ver un ejemplo.

 

Marketing para yoga. Ejemplo de programa de referencias.

 

Cuanto más larga es la suscripción del amigo, mayor es el incentivo que recibe la persona, pero fíjate en el título del ejemplo: “Yoga Is Better With Friends” («El yoga es mejor con amigos»). Alienta a los visitantes de la página a recomendar las clases a sus amigos no solo por el incentivo sino porque se sentirán mejor realizando esta práctica junto a ellos.

 

Mantén buenas relaciones con otros profesores

 

Establecer contactos y mantener relaciones positivas con otros instructores te traerá beneficios a largo plazo. Como mencionamos anteriormente, cuando un estudio de yoga contrata a nuevos profesores, toma en cuenta el consejo de otros profesores.

Mantener buenas relaciones con personas del sector puede abrirte puertas a nuevas colaboraciones o sustituciones, solo hay que procurar devolver el favor y no romper el ciclo de dar y recibir. Si estás empezando como profesor de yoga, las relaciones que construyas te ayudarán a sacar adelante tu negocio y encontrar nuevos alumnos fuera del mundo online.

 

Hazte voluntario en centros comunitarios y ofrece clases gratuitas ocasionalmente

 

Según la Yoga Alliance, la tercera forma más común de empezar a practicar yoga es a través de una clase gratuita. Anúncialo tanto online como offline en tu vecindario y atraerás a personas que desean iniciarse en la práctica del yoga o incluso a practicantes que desean cambiar de centro.

Ofrecerte como voluntario en un centro comunitario o dar una clase gratuita te permitirá llegar a más personas, especialmente personas que prueban el yoga por primera vez. También tendrás la oportunidad de conocer a más profesionales, por no decir que también estarás aportando algo de valor a tu comunidad.

 

Organiza eventos o clases especiales

 

Al igual que el evento “CandleLight Restorative Yoga” de Parallel 45, los eventos especiales te permitirán crear un vínculo más fuerte con tus alumnos, atraer a nuevos o incluso conseguir que tus ex-alumnos se animen a volver.

Los eventos divertidos y orientados a la comunidad, como el bingo, donde el ganador recibe una cantidad limitada de clases gratuitas (Parallel 45 lo ha utilizado como evento de Año Nuevo) son maneras efectivas de mantener motivados a los alumnos actuales y captar el interés de los que podrían convertirse en nuevos alumnos.

 

Esperamos que estos consejos sobre marketing para profesores de yoga te hayan resultado útiles. Si deseas aprender más sobre marketing en redes sociales, no te pierdas nuestro artículo sobre estrategias de redes sociales para pequeñas empresas.