Cada vez son más las empresas que deciden utilizar el video en su estrategia de marketing. De hecho, una encuesta de Hubspot revela que más del 50% de los consumidores prefiere ver videos promocionales antes que otro tipo de contenido publicitario, ¿por qué será?

Los videos son más entretenidos, más digeribles y fáciles de recordar. Según la doctora en psicología Susan Weinschenk, también conocida como «The Brain Lady», y autora de seis libros acerca del comportamiento del consumidor, el vídeo intensifica nuestra atención y enfoque, ya que hemos sido diseñados para prestar atención al movimiento y al ruido. 

Por este motivo, el uso del video ha pasado de ser una simple táctica de marketing a una de las principales estrategias publicitarias para la mayoría de negocios – según un estudio de Wyzowl, el 91% de los marketeros considera el video una parte importante de su estrategia de marketing.

 

Infografía sobre cómo hacer un vídeo para promocionar mi empresa

 

Gracias a las nuevas tecnologías, los consumidores están viendo y compartiendo videos en una escala nunca antes vista y, por suerte, las cámaras asequibles de alta calidad han hecho de la producción de contenido en formato de video una realidad alcanzable para todos.

En este artículo te contamos paso a paso cómo hacer un video para promocionar tu empresa, pasando por cuáles son los tipos de video más populares, cómo producirlo y cómo editarlo. 

 

¿Por dónde empiezo?

 

Hasta hace no mucho, la producción de videos de alta calidad que estuvieran llenos de contenido visual emocionante y cautivador para promocionar un negocio o una marca era una táctica exclusiva de empresas con presupuestos altos dedicados al marketing. Pero gracias a los avances tecnológicos y comunicativos, la producción de videos para promocionar tu empresa es más rentable que nunca.

Para hacerlo aún más fácil, hemos preparado este vídeo para ti en el que encontrarás consejos prácticos y específicos para crear un vídeo promocional de un minuto.

 

 

Veamos entonces los pasos que hay que seguir para crear un vídeo de calidad para promocionar tu empresa.

 

#1 Conseguir un Equipo Básico de Grabación

 

Para filmar el contenido del video, necesitarás 3 elementos básicos:

 

  • Una cámara: basado en tu presupuesto, puede variar desde utilizar tu teléfono móvil hasta una cámara de video profesional. Puedes filmar un gran video de alta calidad simplemente con la cámara de tu smartphone; cineastas como Steven Soderbergh y Sean Baker nos lo han confirmado filmando películas ganadoras de acolados con cámaras del iPhone 5s. Más adelante hablaremos sobre la luz y el fondo para que tu video se vea grandioso.
  • Un micrófono: aunque la mayoría de las cámaras vienen con un micrófono integrado, te sugerimos invertir en un micrófono apropiado para poder capturar tu mensaje y asegurar que no exista mucho ruido de fondo. Después de todo, en un mundo con tanto tipo de contenido diferente y más de 400 horas de video subidas cada segundo a plataformas como YouTube, tienes que crear contenido de buena calidad para que tu audiencia decida tomar parte de su tiempo para interactuar con tu vídeo.
  • Software de edición: para poder recortar, editar y terminar tu video necesitas trabajar con el software adecuado. Actualmente hay muchas opciones gratuitas como Movie Maker para Windows o iMovie para Mac; también existen programas profesionales como Adobe AfterEffects. Te enseñaremos más adelante cómo hacer de tu experiencia con el software de edición amena y sencilla, y a editar tus videos para que la historia evoque la mejor reacción de los espectadores.

 

Cómo hacer un video para promocionar mi empresa. Ejemplo de iMovie.

 

#2 Crear una Estrategia de Contenido

 

Los videos son una herramienta poderosa de marketing porque producen un fuerte efecto emocional en los espectadores, como ningún otro formato. Son ideales para entablar una relación más profunda con los consumidores potenciales transmitiendo sentimientos mediante una experiencia visual. Un video bien hecho brinda a los espectadores la oportunidad de experimentar algo y considerar cómo se sentirían en la situación dada.

Dentro de la estrategia de contenido, deberás plantearte qué tipo de video quieres crear para promover tu negocio. Para atraer a tu audiencia y lograr que interactúe con tu contenido, debes lograr que tu marca cuente una historia que inspire y deleite. A continuación hablaremos de los tipos de video que lograrán ejecutar ese plan:

 

Videos Educativos

 

Mejor conocidos por la frase más usada a la hora de buscar el contenido, “How-To’s”. Como consumidores, cuando queremos saber algo no nos puede faltar Google o YouTube para encontrar las respuestas o soluciones. Según Google, las búsquedas de videos educacionales han subido un 70% año tras año

Como comerciante, puedes sacarle provecho a ese lado curioso que por naturaleza tienen los consumidores. Tus clientes potenciales están buscando en este momento las respuestas a sus preguntas o problemas, y al proporcionarles esas respuestas de una manera educativa estarás ganando su atención y lealtad.

Fíjate en el siguiente video, por ejemplo. Es de una cafetería en Seattle llamada Seattle Coffee Gear. En él, enseñan de una manera bastante sencilla pero entretenida cómo preparar un café mocha rápido y fácil usando una máquina de café. La actriz forma parte de los empleados del local por lo que se vuelve una cara reconocible y amigable.

 

 

Videos de Testimonios

 

Cada vez que un posible cliente se encuentra con tu negocio o servicio, va a querer saber cuál ha sido la experiencia de otros clientes para así asegurarse de que van a tomar la decisión adecuada al elegir tu empresa. Según un estudio reciente de Bright Local:

 

El 84% de las personas confían en los testimonios en línea tanto como las recomendaciones personales.  

 

Para brindarles una opinión imparcial a tus posibles clientes, no hay mejor herramienta que la de un video testimonial. Con el permiso de un cliente contento y satisfecho con tus servicios, puedes filmarlo detallando qué problema o en qué situación se encontraba antes de contratarte y cómo el problema fue disipado gracias a los servicios brindados por tu empresa.

Compañías que se benefician de estos videos son muchas, ya que puedes tomar el control de lo que terminaría siendo una reseña en línea y convertirla en una historia que evoque sentimientos positivos en tus posibles clientes.

Este video de Virginia Kitchen & Bath Remodeling, una pequeña empresa de remodelación, es un gran ejemplo de cómo hacerlo. El video es auténtico y profesional, pero también podemos ver que fue hecho de manera accesible. Incluyen fotos anteriores a la remodelación y traslapan tomas de la cocina remodelada con el audio de los clientes satisfechos. Además, tiene casi 2 mil visitas. 

 

 

Videos de Producto

 

Para mostrar realmente los beneficios tangibles de tu mejor producto no hay mejor descripción que un video, donde puedas explicar y exhibir lo que lo hace especial. ¿Por qué es una gran manera de promocionar tu empresa? Pues, los datos son claros: un estudio de McKinsey Insights ha revelado que en un mundo con tantos productos para elegir, cuando el consumidor tiene una prueba de la experiencia o del producto en acción, es mucho más probable que lo compre.

Para que tu video sea memorable debe tener un diálogo interesante, la narración debe ser fluida; debe ser lo suficientemente largo como para explicar el producto pero no tanto como para aburrir al espectador; debe ser profesional pero sobretodo debe evocar empatía en el espectador y entablar una relación

Otro tema que se repite bastante en los videos de producto exitosos, es tomar parte del tiempo del video en enfocarse en el problema que existe en la vida del consumidor y cómo el producto que ofrece la empresa es la solución.

Como podemos ver en el siguiente ejemplo, Dollar Shave Club ofrece un servicio especial: con una suscripción por $1 al mes, te envían afeitadoras a tu casa. Un producto simple, sencillo, nada que no se haya hecho antes. Pero la narración del video es creíble, por lo que al espectador le resulta fácil sentirse identificado y también tiene un toque de humor. 

 

 

Videos de Presentación 

 

Este es el tipo de video que podría estar en la sección de “Sobre La Empresa” de tu página web. El objetivo de este video es informar al espectador sobre la esencia de la marca y el negocio. Es una gran manera de promocionar tu empresa y diferenciarte de tus competidores. 

Una encuesta de Wyzowl ha revelado que esta estrategia de video es tan eficaz que el 97% de los comerciantes afirman que ha ayudado a aumentar la comprensión de los usuarios sobre los servicios y el 76% afirma que ha ayudado a incrementar sus ventas.

Un buen video de presentación se utiliza para compartir la visión de tu negocio con tu público. Es la oportunidad ideal para compartir con la audiencia todo lo que te enorgullece de tu negocio: las fortalezas, los pequeños y grandes detalles, los logros y hasta un poco de la historia. Recuerda que debe ser corto y entretenido para cautivar al espectador.

En este ejemplo veremos cómo otra pequeña compañía de café ha logrado promocionarse con un video bastante sencillo. Con más de 18 mil vistas, el dueño cuenta lo que hace a su cafetería única. Explica su filosofía y su visión, de dónde vienen sus productos y enseña cómo son procesados y empacados. Casi podemos olfatear los granos.

 

 

Ejemplos hay miles. Un artículo de la revista Forbes deja claro que el video marketing no es el futuro, está ocurriendo ahora mismo. Como ya has visto, no necesitas un presupuesto enorme para crear un buen video. Debes estar al tanto de las tendencias actuales, hacer algo interesante y extraordinario, único, corto y digno de compartir. Tu imaginación tiene toda la libertad para liderar este proceso.

 

#3 Producción del Video

 

Ahora que ya conoces los tipos de vídeos más eficaces para promocionar tu empresa, es hora de producir tu propio video. Para ello, deberás primero identificar a tu audiencia

Conocer a tu audiencia es vital para tu estrategia de marketing: te guiará desde el momento en que desarrolles la estrategia de contenido, hasta el momento final en que tu video se vuelva una pieza digna de compartir. 

Conocer los deseos y necesidades de tu audiencia te ayudará a determinar qué clase de video será mejor, y podrás organizar la información de manera que tenga sentido para el espectador y puedas evocar los sentimientos que lograrán conectarlo con tu negocio.

Entender a quién va dirigido tu video te permitirá comunicar efectivamente tu mensaje, y lograr tu meta fundamental: aumentar tus ventas

Holly Buchanan, autora de Future Now, explica en resumen cómo comunicar el mensaje adecuado con estas 3 preguntas: 

  • ¿Quién es mi audiencia?
  • ¿Qué acciones deseo que tomen?
  • ¿Qué clase de información necesitan para tomar acción con seguridad?

Puedes realizar un trabajo de investigación sobre lo que tu audiencia suele consumir una vez que hayas determinado la respuesta a esas tres preguntas. Steve Jobs solía citar a Picasso cuando hablaba sobre la innovación de sus productos: Los buenos artistas copian, los mejores roban las ideas.

Puedes buscar inspiración mediante un estudio de mercado, y crear algo igualmente único basado en lo que tus competidores ya han aportado. 

Este video de producto de Lenovo es un gran ejemplo. Es muy similar a muchos videos virales que han impulsado a marcas grandes a alcanzar mucha más visibilidad: presenta un producto con una artista e influencer representativa, explica cómo usarlo y es visualmente atractivo. Pero también demuestra que no solo conoce, sino que entiende a su audiencia y sus necesidades. 

 

 

Planear el concepto

 

El concepto del video que vas a producir para promocionar tu negocio deberá estar basado en los deseos de tu audiencia. Para que el contenido que produzcas sea eficaz, deberá ser relevante y captivar a tu público objetivo. Debes decidir el tono y el estilo con el que realizarás el video para transmitir las emociones que crearán una conexión entre tu público y tu empresa.

Con esto en mente, escribe un guión basado en todos los aspectos anteriores. Es decir, convierte el mensaje que deseas enviar a tu audiencia en una historia interesante y atractiva. Tu guión no puede sonar como el vendedor que toca de puerta en puerta, al contrario. Quieres plantear tus objetivos en él, pero quieres hacerlo mediante una historia en un idioma que resuene en tu audiencia.

Según un estudio realizado por el grupo Nielsen, un buen guión para un video de marketing debería establecer una relación con tu audiencia en pocos minutos y enviar tu mensaje de manera atractiva para guiarlos a tomar la acción deseada. 

Para lograr un guión convincente pero no muy obvio, debes escribirlo en su propio lenguaje. Recuerda que tu video está dirigido a tu audiencia, no a ti mismo. Esto te permitirá elegir el mejor tipo de video que logre comunicar el mensaje deseado y promueva tu marca. 

Por ejemplo, si eres dueño de una agencia de automóviles y escoges hacer un video de producto para mostrar tus mejores autos, el tono del guión podría ser casual, con un toque de humor, abierto y que evoque confianza.

 

 

Una vez que hayas planeado el concepto y el guión esté listo, es hora de programar la filmación del video. 

 

Filmar y Editar el Video

 

La composición de las tomas y el video en general es crucial para obtener un resultado de calidad. Es la manera de enmarcar y organizar una toma, y así encuadrar todos los aspectos que la representan. Dicho de otra forma, la composición de la toma se refiere a la forma en que se posiciona el sujeto dentro de la misma.   

La composición de la toma te permitirá atraer la atención del espectador visualmente. Una regla de composición estándar es la de la regla de los tercios: imagina que tu toma está dividida entre nueve sectores iguales por dos líneas horizontales y dos verticales.

 

Cómo hacer un video para promocionar mi empresa. Regla de los tercios.

 

Esta técnica se usa para atraer naturalmente la atención del espectador hacia los principales puntos de interés de la toma. Numerosos estudios afirman que la atención del espectador suele enfocarse principalmente en los puntos de intersección de la toma, más que en el centro, por lo que es preferible posicionar al sujeto en uno de los lados. 

Esto nos permite enviar un mensaje aún más completo que con las palabras del guión o de cualquier anuncio. Como ya hemos dicho, el video es la herramienta más poderosa para transmitir sentimientos y evocar una reacción de parte del espectador. 

Lo siguiente que hay que tomar en cuenta en el momento de filmar una toma y a un sujeto, es la iluminación del lugar. Una mala iluminación (al igual que un mal guión) podría arruinar todos tus esfuerzos de producción. 

 

 

Este video nos demuestra cómo cambia el sujeto dependiendo de la iluminación. Con cada toma se transmiten diferentes emociones y hasta personalidades. Actualmente, hay muchos softwares de edición para postproducción que te permiten arreglar algunos errores de iluminación, pero lo mejor para evitar ese arduo trabajo es lograr la toma correcta en el ambiente adecuado.

Digamos que estás filmando un video de testimonio: tus clientes satisfechos están sentados en un sofá, dentro de un espacio con buena acústica y con grandes ventanas por donde entra mucha luz natural. Pero también tienes luces fluorescentes sobre los sujetos. Esto crea un conflicto de temperaturas que termina dando un mal resultado. 

Si tus recursos no te permiten tener los equipos que utilizan las productoras audiovisuales, te damos algunos consejos para mejorar las tomas:

 

  • Aprovecha la luz natural y evita conflictos con otro tipo de luz: Intenta que sea lo más consistente posible para que el resultado sea limpio y natural
  • Evita filmar en exteriores al mediodía, cuando la luz está por encima del sujeto. 
  • Filma durante el periodo de la hora mágica, que es el momento de luz antes del atardecer y después del amanecer.
  • Juega un poco con las herramientas de la cámara: el balance de blancos, por ejemplo, te permite arreglar manualmente la temperatura de color, para capturar los colores reales de la toma.

 

Por último, toca editar todas las tomas para terminar con un vídeo consistente que cuente una buena historia. Al terminar tu día (o días) de grabación, tendrás a tu disposición horas de video en bruto. La verdadera historia de tu video se cuenta a través de la edición. En ese proceso podrás unir las tomas en el tiempo en que desees, agregar gráficos, el logo de tu empresa o hasta grabar diálogo por encima de las tomas. 

Este es el momento ideal para agregar el sonido y la música a tu vídeo, todo eso debería complementar los elementos visuales que ya has filmado para así brindarle vida a todo el trabajo. Es el proceso más importante para hacer que el resultado final del video se vea pulido y profesional y logres cautivar a los espectadores.

 

#4 Elige una Plataforma para el Vídeo

 

Tienes dos opciones para subir tu video en línea: los videos de marketing pueden alojarse directamente en tu página web, o puedes compartirlo en una de las plataformas de video que existen actualmente, como YouTube o Vimeo. 

La segunda opción es la más efectiva, porque no solo te permite compartir e insertar fácilmente tu video en tu página web, sino que también te brinda una enorme oportunidad de alcance. Por ejemplo, ¿sabías que cada mes 1.9 billones de usuarios visitan YouTube y cada día ven más de un billón de horas de video? 

Considerar YouTube como parte de tu estrategia te dará la oportunidad de aprovechar la audiencia masiva que esta plataforma popular de vídeo ofrece. Actualmente, es la mayor plataforma de video social en el mundo. 

YouTube ofrece una interfaz bastante amigable y fácil de usar para aquellos que no tienen mucha práctica subiendo videos. Lo ideal sería crear un canal propio de tu empresa y asociarlo a tus otras redes sociales para mantener a la audiencia unida y brindarles un sentido de comunidad.

Esta opción te permitirá añadir tu logo, fondos, elementos de tu marca y hasta otros videos para mantener a la audiencia entusiasmada e invitarlos a suscribirse al canal.

 

Cómo hacer un video para promocionar mi empresa. Youtube de Kolau.

 

Como puedes ver en este ejemplo, YouTube nos permite personalizar no solo el vídeo sino el canal completo. Las herramientas de post-producción te permiten agregar un botón de suscripción y otro para ver otro video relacionado. Como bono adicional, es una plataforma que funciona perfectamente en teléfonos móviles, ya que cuenta con una app nativa. 

Cuando esté listo el video para ser publicado, también vas a tener que agregarle una descripción y un título, lo cual, en parte, será la clave para que tu video sea relevante y obtenga visibilidad ante tu público objetivo.

 

Ahora ya sabes cómo realizar un video promocional para tu empresa y cuáles son las mejores herramientas para grabarlo, editarlo y publicarlo. Como ves, realizar un video profesional no requiere necesariamente de un gran equipo de producción. Puedes hacerlo con lo que ya tienes.

Recuerda, estás produciendo un video para transmitir emociones y llamar a la acción. Deja que tu creatividad lidere el proceso y estudia a tu público objetivo. Con esto en mente podrás crear una experiencia visual atractiva y que se adapte a sus necesidades.