No es fácil construir a pulso, año a año, un servicio de capacitaciones profesionales que se destaque por su calidad técnica, su formación en valores, su compromiso medioambiental y la máxima valoración en satisfacción del cliente. Sin embargo, ésta es la historia de los tres socios de Agio, en San José de Costa Rica.

Deyanira, Adriana y Jorge Alberto nos reciben para compartir con los lectores de Kolau cómo en estos últimos 14 años han ido creciendo, adaptándose, preparándose y liderando un cambio en el sector de las capacitaciones profesionales en la región.

Este grupo internacional de socios no solo ha expandido su visión multicultural de practicar con el ejemplo, buscando siempre traer “a los mejores formadores” -estén donde estén- para agregar valor. También han logrado crecer en el tiempo y el espacio (ahora estrenan nuevas oficinas), sin perder de vista que incluso ellos tienen retos de capacitación pendientes. En su caso: la digitalización de la empresa, en la cual están iniciándose con grandes sueños. 

 

 

Deyanira Toledo nos cuenta hoy que así como el nombre “Agio” viene del latín, que significa capacidad en el manejo de los recursos, nuestra Empresa Destacada de la Semana en el Plan de Digitalización de MIPYMES en Costa Rica persiste en hacerle honor a su nombre con calidad y profesionalismo.

 

PREGUNTA: Es un gusto darle la bienvenida a Agio a nuestra serie de entrevistas de empresas destacadas en Costa Rica. Deyanira, cuéntanos ¿qué servicios ofrecen en la empresa?

RESPUESTA: En Agio trabajamos en un concepto integral de capacitación profesional. Un pilar fundamental de nuestra organización es trabajar con personal de altísima calidad técnica. Los profesionales que colaboran con nosotros son personas cuya competencia la definimos por la formación idónea, la experiencia en campo y también la experiencia en formación para adultos.

Somos una empresa de servicios de capacitaciones y nuestro tema central gira en torno a la calidad. Además de servicios de desarrollo de habilidades y desarrollo ambiental, con especializaciones en hidrocarburos, en agua y en electricidad.

Contamos con dos propuestas para impartir las capacitaciones. Algunas las realizamos aquí en nuestras instalaciones con un programa nuestro muy estructurado según los ejes mencionados. Y otra posibilidad es realizar capacitaciones in-house en las empresas que así nos lo soliciten.

Sin embargo, somos muy responsables y cautos al evaluar con qué nos comprometemos, verificamos si realmente podemos ofrecer lo que nos solicitan o si lo que están pidiendo es muy ambicioso y escapa de nuestros servicios.

 

Agio. Oficinas con vistas.
Oficinas de Agio.

 

Desde que creamos Agio hace trece años – cumplimos 14 años el próximo marzo-  trabajamos con base en unos valores de calidad muy estrictos. Para desarrollar todos los temas de los cursos que ofrecemos, contratamos profesionales de diferentes países, como España, Uruguay, Chile, México, Venezuela, Colombia y también profesionales de acá de Costa Rica.

Sin embargo, Costa Rica es un país tan pequeño que hay ciertas instituciones que tienen limitaciones para avanzar en su desarrollo de conocimientos, entonces, si requieren profundizar en algunos temas específicos o desean una visión de expertos más globales, nosotros tenemos que traerlos de afuera.

También tenemos algunos convenios internacionales con universidades de Latinoamérica, como algunas en Colombia, y Asociaciones técnicas, académicas y empresariales que nos apoyan.

 

Trabajamos con base en unos valores de calidad muy estrictos.

 

P: Deyanira, y ¿Qué fue lo que los motivó a emprender en este rubro? 

R: A nosotros nos unen nuestros valores, nuestra convicción de que sabemos y podemos generar soluciones y la confianza en la experticia de los otros socios. Todos creímos en que podíamos generar trabajo y desarrollar esta idea desde la consultoría y los servicios de capacitación.

Desde que empezamos hemos ido creciendo y aprendiendo mucho. Hemos pasado por múltiples procesos para llegar a ofrecer los servicios que tenemos hoy en día, con la tasa de éxito y el nivel de satisfacción actual de nuestros clientes. 

Llegamos a tener hasta ocho empleados en cada capacitación y nos dimos cuenta de que eso no funcionaba y lo que nosotros debíamos hacer era encadenamiento productivo, con otros fines y otros profesionales, y no tener tanto personal en planta. Este descubrimiento nos dio acceso a mano de obra calificada en cada una de las áreas, e hizo que nos fuese mucho mejor como empresa.

Fue un proceso doloroso, perdimos plata y casi se nos estanca el negocio; pero afortunadamente, hoy por hoy tenemos la empresa gracias a ese esfuerzo.

 

P: Y luego de ese aprendizaje, ¿Cuántas personas trabajan actualmente en el equipo de Agio?

Agio. Deyanira en capacitación
Deyanira en capacitación.

R: Somos cuatro personas en planta y todo lo demás lo hacemos en paralelo con otros profesionales afines que llevan trabajando años con nosotros y desarrollándose. Algunos colaboradores ya tienen doce años, otros seis años y así varían. También subcontratamos temas como catering, los materiales que entregamos, para lo cual tenemos una empresa en la que tenemos total confianza.

Ha sido una experiencia muy interesante, porque para trabajar con nosotros les exigimos a todos nuestros proveedores que tienen que cumplir una serie de estándares que tenemos. Somos especialmente estrictos en el tema de calidad y en el área de satisfacción del cliente. 

En el año 2017, el nivel de satisfacción de nuestros clientes con nuestros servicios fue del 97%, el año pasado subió a 98% y esperemos que siga aumentando. Todo esto lo documentamos con las evaluaciones que realizamos a los clientes. Entonces, exigimos a todos nuestros proveedores que tienen que cumplir manteniendo o superando ese estándar.

Y el otro punto importante para nosotros es la parte ambiental. Estamos comprometidos con el cuidado del medio ambiente y practicamos con el ejemplo. En la parte ambiental nos ceñimos a  la normativa azul y en la parte de cambio climático tenemos ya tres estrellas. Así como el sello de calidad sanitaria cuatro estrellas.

 

Practicamos con el ejemplo.

 

P: Y a lo largo de todo este proceso de crecimiento y compromiso, ¿Cuáles crees que han sido los retos más importantes para Agio?

R: Bueno, uno es lograr mantener o superar nuestros niveles de satisfacción del cliente. Es un gran orgullo para la empresa cuando una persona viene a nuestra capacitación y nos comenta en la evaluación: “Nunca había recibido el servicio que recibo acá”, “qué personal tan bueno”, o cuando logramos que clientes que ya han venido, vuelvan una segunda, tercera, y hasta cuarta vez, y siempre queden satisfechos.

Otro gran desafío ha sido empezar desde cero. Pese a las caídas, actualmente estamos en un importante proceso de crecimiento, y lo que lo agilizó fue comprar esta oficina donde damos desarrollo de capacitación. Ha sido una inversión muy grande que esperamos recuperar pronto.

Y yo creo que el otro gran reto que hemos superado fue esa modalidad de aprender a subcontratar y limitar qué cosas hacemos internamente en Agio. 

¿Qué retos tenemos ahora? Pues necesitamos ayuda en el plan de digitalización porque no somos buenos ni en las redes sociales, ni en marketing digital. Definitivamente queremos hacer algo que destaque, pero nos gusta más la idea de hacer vivir a los clientes una experiencia en vivo. Estamos considerando formaciones cortas y puntuales en vivo, pero a través de plataformas digitales.

 

Agio. Sala de capacitación.
Oficinas de Agio.

 

P: Cuéntanos un poco más sobre eso, Deyanira, porque también nos gustaría saber ¿Qué plataformas digitales ya usan en Agio? Y ¿Cómo las aprovechan para llegar a sus clientes?

R: Tenemos nuestra página web, donde tenemos los servicios que ofrecemos, la agenda de cursos e informaciones fundamentales de nuestra experticia técnica. Además estamos en Facebook, Twitter y LinkedIn, y ahora también en Instagram. En las redes compartimos no solo la agenda de los cursos, sino también videos de las actividades y formaciones.

A lo largo de los años, hemos construido una base de datos de personas a las que también les hacemos llegar nuestras informaciones y ofertas. Para nosotros, los clientes no son las empresas como organización, sino los trabajadores individualmente, cada persona. Así, si se van a otra empresa, seguirán siendo nuestros clientes.

Estas son nuestras principales vías de comunicación, pero queremos llegar más a las nuevas generaciones. Nos gustaría tener más presencia en las redes y a lo mejor buscar una persona experta en el área que nos ayude para publicar y nutrirlas.

 

Queremos llegar más a las nuevas generaciones.

 

P: ¿Por qué creen que es importante para los emprendedores tener presencia en las redes sociales y en Internet?

R: Creo que es fundamental para comunicarnos, para llegar a nuevos clientes y para escuchar mejor a nuestras audiencias, especialmente las más jóvenes.

Nos gustaría capacitarnos para poder hacer cosas novedosas por Instagram, los pequeños videos, stories, transmitir en vivo, todo eso. Creo que nos ayudará a promocionar Agio no solo dentro de Costa Rica, sino en otros países.

Es una gran oportunidad. Ya hemos tenido capacitaciones en las que nos hemos enfocado en temas técnicos y han venido de Panamá, de Honduras, El Salvador y otros países. Muchas personas de otros países nos dicen: “Nos interesa, pero es que no tenemos la capacidad para llegar”. Entonces, las redes sociales pueden ser una vía para poder llegarles por medios digitales a todos esos interesados.

 

Agio. Evento.
Jorge y Adriana en el centro, en un evento que la compañía compartió en redes sociales.

 

P: Deyanira, y cuéntanos, además de esas ganas de actualizarse y expandirse para servir a clientes más allá de sus fronteras, ¿Qué creen que diferencia a Agio de la competencia?

R: Nuestro principal diferenciador es la competencia técnica, el servicio que brindamos y que practicamos con el ejemplo. Muy pocas empresas de capacitación en Costa Rica dan cursos en temas ambientales y tienen un programa de bandera azul o tienen una certificación donde practican con el ejemplo. En la parte de calidad, nos aseguramos de certificarnos. 

Intentamos cuidar todos los detalles y la gente siente la diferencia, la calidad del material, el respeto por los derechos de autor en algún material. Es todo un ciclo en donde se nota la diferencia.

 

P: Luego de tantos años trabajando en temas de capacitación, ¿Por qué crees que es importante la formación continua en los emprendedores? 

R: Porque todos debemos buscar cuál es la mejor forma de crecer. El aprendizaje y el desarrollo de habilidades impactan directamente el éxito profesional. Además creemos que la motivación es importantísima en el ser humano. Nosotros, por ejemplo, hemos decidido que cada uno hace lo que se le facilita más y aquello en lo que tiene mayores capacidades, de acuerdo con su formación. 

Jorge es ingeniero civil y tiene dos maestrías una en la parte ambiental y otra en ingeniería, entonces, Jorge maneja toda la parte técnica y los proyectos. Adriana es planificadora y, entonces, se encarga de todas las planificaciones, las agendas de los cursos, las ofertas de todos los eventos y de la ejecución. Y yo me encargo de todo lo que es vender y comprar, la parte administrativa y comercial, busco y compro. Sin embargo, todos hemos tenido que aprender de todos.

 

Agio. Certificación de sanidad.
Jorge y Adriana recibiendo el Sello de Calidad Sanitaria otorgado a Agio.

 

P: Y con esta visión de aprendizaje y trabajo en equipo, ¿Cómo visualizas a Agio en cinco años?

R: Nos veo creciendo y estabilizándonos mucho más. Me gustaría que estuviéramos ubicados en otras oficinas aún más grandes y también nos veo creciendo digitalmente, conservando la calidad actual y manteniendo la satisfacción de nuestros clientes, pero expandiéndonos geográficamente y llegando a más generaciones de profesionales.

Además, me gustaría que Agio continuara destacando entre las pymes que ofrecen servicios en nuestro rubro. Durante dos años (2017-2018) hemos sido finalistas en el campeonato Pymes Servicios del Ministerio de Economía de Costa Rica, y nos gustaría seguir trabajando para aprender y apoyar al sector. 

 

Deyanira, Adriana y Jorge han compartido por más de una década su compromiso con la calidad técnica que requieren las capacitaciones de Agio. Ha sido un camino repleto de aprendizajes, pero es aún más interesante el hecho de que han persistido en practicar con el ejemplo, entre ellos, con sus clientes, formadores y proveedores.

Y qué mejor impulso para lanzarse a nuevos proyectos, como el del plan de digitalización de Agio, que querer servir a más personas de otros lugares y nuevas generaciones. Para una empresa tan comprometida con la satisfacción de sus clientes, seguro que éste será un reto emocionante de conseguir. 

 


Cada semana, destacamos una empresa de Costa Rica, en el marco del Plan de Digitalización MIPYME, cuya trayectoria, logros y experiencia son una inspiración para todos nosotros. Es un honor y un privilegio poder acercar estas grandes historias y aprender de ellas.