En Honduras desde hace muchos años, se elaboran una amplia variedad de artesanías llenas de colores y formas que reflejan la habilidad manual de los hondureños para trabajar y crear hermosas piezas decorativas en materiales como  madera, barro, cuero, cerámica y otras materias primas que llegan a ser un testimonio tangible del patrimonio cultural del país.

Es esta ocasión, la empresa destacada de la semana en el Plan de Digitalización MIPYME, se encuentra ubicada en Santa Rosa de Copán, donde además de hacer un recorrido turístico con historia puedes comprar productos artesanales hechos a mano. Douglas y Marisol son los orgullosos propietarios de Un Detalle con Arte, tienda de exclusivos souvenirs realizados por artífices hondureños. Durante los catorce años que lleva su negocio, han logrado recopilar las mejores artesanías a nivel nacional con materiales de alta calidad. Además, apoyan a los artesanos para exhibir y vender sus piezas únicas. 

“Hace catorce años conocí lo que son las lámparas perforadas (diseños hechos en barro), y fue amor a primera vista. En ese momento, mi emprendimiento empezó a cobrar vida” comenta Marisol quien se siente feliz de haber desarrollado esta idea de negocio. Kolau tuvo la oportunidad de conversar con los dueños de Un Detalle con Arte y nos comparten sus experiencias administrando la empresa. Además de ser un gran ejemplo de trabajo familiar y que cualquier negocio puede prosperar si existe paciencia y perseverancia. Comenzamos.

 

PREGUNTA. Marisol y Douglas es un placer tenerlos en la entrevista para la empresa destacada de la semana. Para comenzar, cuenten a nuestros lectores qué es lo que hace su empresa

Douglas y Marisol en compañía de su familia

RESPUESTA. Un Detalle con Arte se encuentra ubicado en Santa Rosa de Copán y tenemos 14 años de existencia, nuestro enfoque es la venta de artesanías. Apoyamos a los artesanos locales recopilando las mejores producciones para que vean esto como un medio para poder exponer su producto a nivel nacional e incluso en el extranjero con clientes de otros países. Originalmente empezamos con dos tipos de artesanías muy distintivas en Honduras que es el arte Lenca y una línea de productos de barro más artística.

 

P. Que bonita labor la que hacen ustedes en su negocio de apoyar a los artesanos locales a poder exhibir sus creaciones. ¿Ustedes ya tenían conocimiento previo en el rubro o sobre la marcha del negocio han aprendido de la variedad de artesanías que manejan?

R. El negocio para nosotros ha sido nuestra escuela. Cuando vimos cómo se hacía la alfarería Lenca, despertó nuestro amor al arte porque se hace totalmente a mano y el proceso de realización es muy complicado. Así fuimos aprendiendo a no solamente ver una artesanía, si no también cada producto es como una obra de arte.

 

P. Douglas, cuéntanos ¿cómo fue que empezó Un Detalle con Arte? La empresa que compartes en la actualidad con tu esposa.

R. -Douglas y Marisol se miran el uno al otro y sonríen con complicidad- “Realmente es algo muy gracioso, ya que empezó como un hobby de ella y me convenció de realizarlo en prácticamente menos de una hora”. Vivíamos en la parte sur de Honduras y Marisol empezó vendiendo artesanías Lencas los fines de semana. En ese tiempo yo trabajaba en ventas con una empresa privada que me permitía viajar por todo el país, así aproveché a conocer distintos artesanos y sus obras que hemos recopilado para exhibir en nuestra tienda, de esa manera me empezaba a involucrar en el negocio adquiriendo experiencia en cada tipo de productos. Hemos pasado por tres ubicaciones distintas, pero Gracias a Dios a los clientes les sigue gustando lo que hacemos y nos ha permitido tener espacios más grandes y variedad de artesanías.

 

P. Así que Marisol, eres la responsable de que tu esposo Douglas decidió dejar su trabajo y apostarle 100% al negocio.

Souvenirs Un Detalle con Arte

R. -Marisol se muestra muy alegre- Sí, estoy encantada porque nunca le habíamos apostado de vivir de este negocio, como ya comentó mi esposo al principio era solo un hobbie. Después de tantos años y a pesar de la crisis del país, aquí está firme Un Detalle con Arte. Douglas apenas este año decidió dejar su trabajo y apoyarme junto con mis dos hijas mayores. Le comento a mi familia que ahora que están apoyándome “vienen mentes frescas para renovar e impulsar el negocio sobre todo en la parte de usar la tecnología”.

 

P. Entonces con lo que comentas, ¿Podemos decir que es un negocio completamente familiar o tienes más personal?

R. Estamos nosotros (Marisol y Douglas), pero también ya estamos involucrando más a nuestras dos hijas mayores, nos turnamos entre todos para atender la tienda ya que la casa en que vivimos es de dos plantas, la parte de arriba es la casa y el piso de abajo es completamente para el negocio. También tenemos otras dos hijas más pequeñas que también nos ayudan y hasta han realizado sus primeras ventas. Es algo muy bonito porque todos estamos comprometidos en mantener el negocio familiar por mucho más tiempo.

 

P. Marisol, dentro de tu empresa ¿Qué consideras que ha cambiado de los inicios hasta ahora?

R. -Muy emocionada comenta- Ha cambiado muchísimo. Cuando lo montamos inicialmente yo había renunciado a un trabajo después de catorce años laborando; le comenté a Douglas que yo quería montar mi negocio en una feria de agricultura que se hacía los fines de semana en un espacio pequeño. A los clientes les gustaba tanto, que con el dinero de las ventas lo invertí en comprar cosas antiguas para adornar, “la idea era que cualquier cosa que el cliente viera y quisiera le pudiésemos decir todo lo que ve, se puede vender”. Después de un tiempo me asocié con mi hermana y rentamos un lugar muy grande para poner el negocio; decoramos todo el espacio y a los clientes que iban les gustaba porque era algo muy original, nunca habían visto un vivero, souvenirs, café y artesanías juntos; pusimos mesitas en el patio donde se tomaban su café o hamacas donde podían pasar un rato agradable.

Claro que ha cambiado positivamente todo; después de estar vendiendo en espacios muy pequeños se nos hizo de la noche a la mañana algo muy grande.

 

P. Ahora,  vamos a seguir hablando de su negocio pero en términos de la publicidad que manejan, ¿Cómo han hecho para dar a conocer el negocio familiar?

R. Al principio fue publicidad de boca en boca, donde los clientes que ya estaban con nosotros nos iban refiriendo. Cuando mudamos la tienda a otra zona un poco peligrosa, no pusimos rótulos e incluso los portones los teníamos cerrados pero de referencias fueron llegando los clientes. Ya en Santa Rosa (donde actualmente se encuentran) cambiamos el método porque éramos nuevos y no nos conocían. Nuestras hijas nos ayudaron a crear la página de Facebook, mandamos a hacer volantes y los dejamos en algunos lugares donde acude mucha gente como hoteles, cafeterías y el “kiosko turístico” entre otros. Recientemente también recibimos una capacitación en SENPRENDE y gracias a lo que nos enseñaron lo aplicamos y ahora estamos apareciendo en Google con el nombre de nuestra empresa.

Artesanías en barro

 

P. Que bien que estén en el proceso de digitalizar su empresa, sin duda con el apoyo en SENPRENDE van a conseguir obtener más clientes, junto con la página web que han creado con nosotros en Kolau. Ahora me gustaría preguntarles en su opinión ¿Por qué consideran importante que los negocios cuenten con presencia en Internet?

R. Porque en el presente es la tendencia que se está viviendo; los negocios no deben de apartarse de la preferencia que tienen ahora los clientes al buscar cualquier producto o servicio. Nosotros por nuestra parte estamos incursionando en vender por Internet, ya sea por Facebook o por otras plataformas y sí hemos visto resultados en ventas concretadas; las personas nos buscan pidiendo informes de algunas artesanías porque tratamos de ser activos en las redes sociales; cuando Marisol hace una decoración nueva tomamos fotos para subirlas a Facebook y cuando clientes nos escriben, respondemos lo más pronto posible.

 

P. Marisol y Douglas, ¿Qué creen que están haciendo diferente a su competencia para que los clientes los prefieran?

Artesanías lencas

R. Hemos tenido la experiencia que aquí hay un lugar cercano donde vienen “brigadas”. Cuando nos visitan en el local les damos un servicio al gusto del cliente, podemos personalizar los productos de madera y cuero sin costo si así lo desean, ponemos música ambiental mientras ellos ven todos nuestros productos y cuando vuelven a visitarnos hacen comentarios muy positivos de nuestra tienda; por ejemplo que es la mejor tienda en Santa Rosa, la amabilidad con la que atendemos. Además, nosotros vendemos la artesanía y la empacamos sin costo alguno, son “detallitos” que nosotros ponemos que la competencia no lo hace.

 

P. Y con los catorce años que ya llevan de existencia su empresa tienen sin duda mucha experiencia en negocios y clientes. ¿Qué consejo pueden compartir con emprendimientos que van comenzando?

R.Marisol da un suspiro profundo– Lo principal es que tengan paciencia. Yo lo escuché de una persona y me ha servido mucho. “Uno espera que las cosas funcionen mínimo a los dos años, y si no es así se desaniman. Pero no, para que el propietario pueda saber si su negocio si funciona o es rentable tiene que ser después de los cinco años”. Cuando yo escuché eso me llamó la atención porque si no lo hubiera dicho una persona experta, no hubiera seguido el emprendimiento porque estábamos en la fase donde era inversión tras inversión. Definitivamente tienen que tener paciencia y saber escuchar las necesidades del cliente.

 

P. Muchas gracias Douglas y Marisol, ha sido un honor tenerlos como la empresa destacada en Honduras. Para cerrar con broche de oro, cuenten a nuestros lectores la anécdota que recuerden más en el tiempo de vida que lleva su negocio.

R.Douglas sonríe y entusiasmado comparte– Como anécdota recuerdo una vez que fuimos a un lugar de la zona sur; de regreso a casa pasamos por un río, Marisol vió unas piedras planas y me dice “paremos para recoger algunas” yo no entendía para qué, hasta que me explicó que se le ocurrió exhibir los productos en ellas. Así que nos bajamos, las recogimos y las montamos en el vehículo.

Ya estando en casa, lavamos y pintamos las rocas para que Marisol las exhibiera en la tienda. Ese fin de semana llegó la gente a comprar y me sorprendí mucho porque los clientes hasta las piedras que recogimos gratis querían que se les vendiera. Allí aprendimos que al consumidor le gusta de todo, también hemos aprendido a escuchar, y dar soluciones a las necesidades del  cliente. 

Tienda de Un Detalle con Arte 

 


Cada semana, destacamos una empresa de Honduras, en el marco del Plan de Digitalización MIPYME, cuya trayectoria, logros y experiencia son una inspiración para todos nosotros. Es un honor y un privilegio poder acercar estas grandes historias y aprender de ellas.