En esta ocasión hemos tenido oportunidad de entrevistar a Lluís Estrada Canal, dueño de pastelerías Canal. Lluís se incorporó al negocio de su familia en 1998 con el propósito de innovar en la elaboración de productos de su pastelería, pero siempre con la vista puesta en la pastelería tradicional catalana elaborada con productos de máxima calidad. Regenta dos pastelerías altamente conocidas en Barcelona y apreciadas por quienes las frecuentan. El esfuerzo de todos estos años por perseguir la perfección e innovación sin olvidar la tradición en la pastelería ha hecho que Canal sea la pastelería ganadora del concurso al mejor croissant artesanal de mantequilla del estado Español, Lluís nos cuenta cómo ha logrado junto a su equipo ser una pastelero exitoso y nos cuenta cuál es la filosofía de su negocio que tantos frutos ha dado a lo largo de los años:

Habéis sido los ganadores del concurso al mejor croissant artesanal de mantequilla del país, ¿Por qué crees que vuestra creación ha sido elegida como la ganadora?

Lluís:Bien, cuando te presentas al concurso lo haces de forma anónima, el producto es valorado por un grupo de jueces y expertos que valoran distintos parámetros de tu croissant como pueden ser el crujiente, sabor o textura. Nosotros nos hemos estado esforzando durante muchos años para que nuestro producto cumpla con las expectativas más exigentes, buscando materia prima de alta calidad y una elaboración cuidadosa.

¿Ha cambiado algo en vuestra pastelería el hecho de ganar el concurso?

Tal vez lo más curioso que concierne al concurso es que hemos estado 40 años elaborando el croissant artesanal con cuernos, que siempre ha tenido mucho éxito entre nuestros clientes, tras ganar el concurso ahora muchos que nos compraban el croissant de forma redondeada con puntas ahora nos lo pide en el mismo formato que el croissant ganador, es decir recto y sin cuernos, suponemos que porque ha sido el ganador del concurso, pero realmente hasta ahora la mayoría de nuestro público nos pedía el croissant de toda la vida, el que a todos nos viene en mente cuando pensamos en un croissant

Tu pastelería es muy popular entre los catalanes, ¿Qué crees que hace que sea tan reconocida?

Los casi cincuenta años que hace que estamos en funcionamiento, al principio era una pastelería de barrio fundada por los hermanos canal, Xavier y Mercè, que seguía un modelo de pastelería tradicional muy exitoso. Mi tío, el inquieto fundador, a medida que el negocio crecía, contrató a más personal, éstos aportaban nuevos aires al negocio y así empezó a innovar y a evolucionar el modelo. Mercè, mi madre por su parte es una vendedora nata, su forma de tratar al cliente y de venderle un producto es algo que siempre ha atraído y la gente con los años le ha cogido mucho cariño. Desde que decidí seguir con la pastelería de mi familia he intentado conjugar siempre estos dos estilos, tradicional e innovador para así satisfacer a un rango más amplio de clientes, intentamos adaptarnos a sus necesidades y por ello supongo que hemos gustado y seguido gustando.

Mercè es una vendedora nata porque su familia regentaba una fonda y aprendió desde pequeña a tratar con gente muy variada, pero, ¿Y vuestros trabajadores?

Tenemos trabajadores que han hecho cursos o tienen titulaciones en pastelería así como trabajadores que vinieron jóvenes y se han formado con nosotros. En Canal creemos que con la ilusión todo se puede, y que si alguien quiere trabajar con nosotros y tiene una ilusión por el trabajo y una pasión que manifiesta en su forma de trabajar, eso puede llegar a ser más importante que una elevada formación porque si algo te gusta seguramente se te va a dar bien, y si no, trabajarás duro para conseguirlo. Hemos formado pasteleros y tenemos también pasteleros ya formados, pero en nuestro equipo todo el mundo tiene algo en común y es la pasión por lo que hacen.

Las reseñas de Canal se reciben por alguna plataforma como Yelp, vienen directas a la web o es un sistema de boca a boca?

Recibimos reseñas de Google my business, de personas que esporádicamente nos valoran, no usamos mucho Yelp pero también recibimos reseñas de allí y algunas otras nos vienen de TripAdvisor, pero no estamos muy encima. Nos preocupamos más por las redes sociales como Facebook o Twitter, donde podemos interactuar mejor con nuestros seguidores y se allí sí que obtenemos más reseñas y valoraciones. Cabe decir pero, que la mayoría de nuestros clientes hace recomendaciones a sus amigos y conocidos, creemos que es mucho más importante que el cliente hable bien de ti y te recomiende a sus amigos que tener 500 reseñas en Yelp.

¿Qué os ha dado mejores resultados, Twitter o Facebook?

Facebook, porque hay más opciones, Twitter también es más frío y no se puede escribir tanta información o realizar tantas actividades como en Facebook, para nosotros es más fácil usar Facebook por el factor personal y poder tratar con la gente.

¿Qué planeas de cara a tu negocio, expandiros o mantener y fidelizar nuevos clientes en las dos pastelerías que tenéis?

El modelo de negocio que tenemos actualmente es un modelo muy difícil de replicar, actualmente difícilmente alguien puede abrir una pastelería que tenga las mismas condiciones que la nuestra. Actualmente tenemos más de 200 productos propios que serían muy difíciles de implementar en una pastelería creada desde cero, además hemos ido perfilando nuestros productos adaptándolos a nuestro público actual, empezar otra pastelería sin que pudiéramos estar en ella y llevarlo todo para que fuera lo mismo que en esta ya haría que Canal no fuera Canal como la conocemos.

¿Os adaptáis al cliente?

Sí, nos adaptamos pero lo que es más importante es que lo escuchamos e intentamos tener una oferta lo suficientemente amplia como para que pueda elegir, otro punto fuerte es que hacemos elaboraciones personalizadas pensando en las necesidades de cada persona e intentamos llevar a cabo sus ideas y eso ya muy pocas pastelerías lo hacen y el cliente lo valora.

¿Qué valoran más de pastelería Canal vuestros clientes?

Nuestra adaptación al cliente, es tan importante para nosotros un cliente que viene a comprar el desayuno, como otro que viene a comprar una tarta para impresionar a sus compañeros de empresa, esto el cliente lo sabe y lo valora, además intentamos que el trato con el cliente por parte nuestra sea excelente y que sobre todo se sientan valorados. Además, estamos trabajando cada día más para adaptar nuestra carta a las nuevas exigencias en cuanto a salud que el cliente pide con productos frescos y de alta calidad porque no todo es sabor y aspecto, buscamos crear un producto bueno, sano y de calidad.

¿Quién gestiona vuestra página web?

Nosotros mismos actualizamos constantemente la página web, añadiendo noticias como el haber sido ganadores del premio al mejor croissant o cuando hacemos alguna elaboración para alguien conocido, además intentamos actualizar al máximo la página web adecuándose a los productos que van variando según la estación del año para facilitar los pedidos que se realizan via correo electrónico o por teléfono. La web nos ayuda mucho como catálogo online de nuestros productos.

¿Qué les dirías a los pasteleros que como tú, buscan superarse cada día y llegar a lo más alto de tu sector?

En mi opinión diré que es más importante escuchar al cliente y comprender sus necesidades, a veces no pensamos mucho en el producto y nos preocupamos porque sea perfecto y no siempre todo se basa en eso, tienes que pensar en lo que la gente necesita, a veces nos pasamos horas y horas planeando cómo vamos a elaborar un pastel y la preocupación de la persona que lo compra recae en que no se caiga cuando se lo lleva en moto, tenemos que pensar en servicios adaptados a las personas y su condición más que en el producto en sí.

Otro aspecto muy importante para mi es mi equipo de trabajo, recomiendo a todo el mundo que busquen compañeros que tengan la misma motivación que vosotros a la hora de lanzar proyectos e ideas, el equipo de trabajo es en quien te tienes que apoyar y por lo tanto tiene que tener las mismas ambiciones y ganas de progresar que tú tienes.