Internet se ha convertido en la herramienta más poderosa de todas e influye en gran parte de las actividades realizadas por las personas.

Una de esas actividades es la compra-venta y es donde entra en juego Kichink. Kichink es una solución integral mexicana que ayuda a productores, pequeñas empresas e incluso grandes marcas a vender sus productos a través del comercio electrónico sin grandes inversiones usando esta plataforma.

Alfonso Lomelí, socio fundador de Kichink desde 2012, tiene a su cargo el equipo e infraestructura que hace posible la entrega de la mercancía a los consumidores. En esta ocasión, lo entrevistamos para Kolau y esto es lo que nos dijo.

 

En el 2015, Kichink fue reconocida como Game Changer en el Google Demo Day for Entrepreneurs, Women’s Edition en San Francisco ¿qué hicieron para ganar este premio?

Alfonso: Lo primero que hicimos fue trabajar mucho y en ese premio en particular, Google nos invitó a participar y llenamos los formatos de acuerdo a los requisitos de la convocatoria. Gracias a los resultados obtenidos y a la presentación realizada aquel día por Claudia (socia fundadora de Kichink); además de una votación llevada a cabo en Internet, fue como obtuvimos el premio.

 

¿Cómo surge la idea de crear Kichink?

Alfonso: Es una idea que tuvimos entre algunos amigos. Y lo que sucedió es que antes de hacer Kichink, trabajábamos en una agencia digital. Esta agencia era nuestra y en ella lo que vendíamos eran aplicaciones web, aplicaciones para teléfono y páginas web. En aquella época, varios de nuestros clientes nos pidieron que pusiéramos un carrito de compra en la página que le desarrollamos. Entregábamos el proyecto y a la vuelta del tiempo nos pedían que le quitáramos los carritos porque causaban más problemas que soluciones. Nos hablaban de problemas como que: no funcionan; cuando funcionan, funcionaban mal; al conectar con los bancos había problemas; y cuando ya vendemos algo, el entregarlo es un problema. Les causaba muchísimos problemas en el servicio al cliente.

Y en ese momento, decidimos que necesitábamos hacer algo al respecto. Que no podía ser que el comercio electrónico funcionara en todos lados menos en México. Entonces, analizamos el problema y lo atacamos de frente, y así saber por qué en México estaba dando tantos problemas el comercio electrónico. Se piensa y crea una plataforma integral, capaz de atender desde el catálogo en línea, el proceso de pago, el proceso logístico hasta el servicio al cliente para que cada uno pueda vender lo que quiera por Internet.

 

¿Qué dirías que es lo que los hace diferentes a otro tipo de plataformas de ecommerce?

Alfonso: diría que son dos cosas. Una es poder atender el ciclo completo de comercio electrónico desde la administración de servidores y poder tener los catálogos en línea. Después está la parte de procesamiento de pagos, pudiendo recibir pagos con cualquier tarjeta de crédito, débito o incluso efectivo. Encargarnos de la parte logística, a través de nuestros aliados estratégicos; somos responsables de recolectar y entregar todos los productos que se venden en la plataforma. Y finalmente, tener un servicio al cliente que es la cara de todo ese ciclo. De tal forma que si algo sale mal, al único lugar que tienes que preguntar es Kichink. Esto ayuda mucho a que la gente confíe en que las cosas son de calidad y les van a llegar. Esto es lo que hace que haya una gran diferencia en primer lugar.

Y la segunda gran diferencia es nuestro modelo de negocio. Donde poner una tienda en línea tiene un coste cero de inversión: cero mensualidades, cero anualidades. Trabajamos por comisión por transacción, es decir; que para que Kichink gane, tú tienes que vender. Cada tienda tiene que vender sus productos y/o servicios; y esto nos hace ser prácticamente socios comerciales. Y este modelo de negocio parece que está siendo un diferenciador importante.  

 

Entonces ustedes, ¿apoyan a las marcas o a las personas que se anuncian a través de Kichink con publicidad o para correr la voz para que el cliente final compre?

Alfonso: En realidad, el servicio (de Kichink) es un servicio agregado. La promoción de la tienda es responsabilidad de cada una de ellas. Nosotros ayudamos un poco con las redes sociales, ayudamos un poco con lo que está disponible en el home (del sitio web de Kichink) a primera vista. Pero no es el core de lo que hacemos.

 

¿Qué diferencia hay en la publicidad que ustedes usan para obtener más clientes que se anuncien en Kichink y la que va dirigida a que el cliente final conozca Kichink?

Alfonso: En realidad, es una pregunta muy interesante, que desde muy del principio se ha tenido en cuenta. Y en aquel momento, tomamos la decisión de diferenciar esos dos tipos de mensajes y atenderlos en distintos momentos y distintos espacios. Nuestra preocupación es atraer cada vez más tiendas, las mejores tiendas, y para ello hay incluso todo un equipo de afiliación que atienden la llegada de éstas.

La llegada de nuevas tiendas ocurre de dos formas: las propias tiendas llegan a nosotros a través de internet; y luego están aquellas empresas que buscamos activamente. Este equipo se preocupa de esos mensajes de atraer a las mejores tiendas y por otro lado, hacemos comunicación hacia los clientes en relación a las fortalezas de la plataforma. En Kichink compras a través de una plataforma segura, donde se garantiza tu dinero. Pongamos el caso de que se acaba un producto, Kichink responde ante esta situación, te informa de que está agotado y estamos pendientes incluso de ofrecerle un producto similar o si el cliente quiere su dinero de regreso. Nos preocupamos de esa alineación de mensajes y procuramos que siempre esté afuera para atraer más compradores

 

Veo que tienen una fuerte presencia en redes sociales ¿qué tan importantes son para Kichink y cuál les funciona mejor?

Alfonso: Las redes sociales son fundamentales para nosotros, y como te decía, más bien el modelo es que cada tienda promocione sus productos. Nosotros hacemos una pequeña promoción, en nuestras redes mantenemos comunicación; pero lo más importante es que nuestro equipo de comunicación diseña mensajes que son capaces de ser amplificados por cada una de las tiendas en sus redes sociales. Es decir, que diseñamos una campaña; por ejemplo, la campaña de Navidad. Y además de diseñar se la hacemos llegar a nuestras tiendas para que ellos la repliquen en sus redes sociales. De esa forma, no sólo obtenemos el alcance de las redes sociales de Kichink; sino que también de cada de una de las redes sociales de las tiendas.

Las redes sociales que usamos son Instagram, Twitter y Facebook. La que es muy interesante para nosotros es Facebook. Kichink te permite que tengas tu tienda dentro de Facebook y puedas verlo y hacer que todo suceda desde tu cuenta de Facebook. Para estar en ese ambiente, se llama a nuestros servidores y hacen la conexión para que sea posible realizar las transacciones directamente en nuestra plataforma. Un porcentaje importante de las transacciones que se realizan en Kichink son a través de Facebook.

 

Y a parte de las Redes Sociales, ¿utilizan algún otro método de publicidad?

Alfonso: En realidad, durante muchos años no hicimos ningún otro tipo de publicidad. A partir del año pasado, comenzamos con una campaña de Relaciones Públicas.  Para dar a conocer la plataforma, las publicaciones y los sitios interesantes. En realidad, no hemos hecho una inversión importante todavía en promocionar la plataforma.

 

¿Qué estrategia usan para retener a sus clientes?

Alfonso: Es una pregunta que nos hemos planteado muy desde el principio, cómo hacer para retener a los clientes. Y la respuesta que mostramos desde el principio es la de ofrecer un servicio de calidad y comunicación clara, siempre comunicación clara. Es decir, lo que buscábamos es ser una plataforma que le brinde el mejor servicio a cada uno de nuestras tiendas. Que éstas entiendan que todo lo que hacemos es para ellas, y que lo hacemos mejor de lo que lo pueda hacer otro servicio de ahí afuera. Literalmente es decir que: “la única manera de retener a nuestros clientes es brindándoles el mejor servicio que podemos brindar todos los días”.

 

¿Qué tan importante es para una  PyMEs adentrarse al mundo del ecommerce?

Alfonso: Evidentemente, después de los muchos intereses que persigan sobre la marca o que quieran lograr; me parece fundamental que hoy, y mirando hacia delante, que las Pymes tengan una presencia online. Esto les hace tener un alcance distinto al que puedes tener con una tienda física. Tener una tienda física y una online es lo que recomendamos para tener el mayor impacto posible, de manera que la mayor cantidad de gente tenga acceso a la tienda, sin importar el área geográfica.

 

¿Qué consejos podrías darle a una startup que va empezando?

Alfonso: El consejo que siempre me gusta dar es que “se apuren a lanzar”. A lo largo de los años, he conocido muchos proyectos y algunos de muy buenas ideas; pero si uno se queda en “masajear” el Excel y en estar perfeccionando la idea, sin salir al mercado y probarla. Son muchos los que se quedan como proyectos en cinta. Entonces, la recomendación es que se lancen ahora con la mínima versión lanzable. De tal forma que tengan la oportunidad de escuchar al mercado lo más pronto posible y entender si tu producto es lo que exactamente están buscando en el mercado. Así podrás ver si tu producto es bueno, o tienes que hacerle dos o tres modificaciones para que tenga eco allá fuera. O si el producto es bueno, o el servicio es bueno, pero lo estás comunicando mal, etc etc etc. Entonces, la recomendación es que las ideas las lleven a ejecución lo más pronto que puedan.

 

Y no sé si quisieras añadir cualquier otro comentario…

Alfonso: Pues agradecer mucho el espacio e invitar a la gente a que busque los productos que les gustan en línea y a que pongan los productos que le puedan gustar a la gente en línea.

 

____

Kolau es la manera más rápida y fácil de que tu PYME esté en la primera página de Google. Empieza a controlar tu presencia web tú mism@ ¡sin necesidad de agencias! Ahora sabes, ahora puedes.

Subscríbete a nuestra lista para recibir los artículos del blog.

Compartir