“De nuestras manos para ti” es el lema que le da vida al emprendimiento de Ernesto Ventura, Luis Fajardo y Ariel Hernández, quienes han logrado impulsar AEL, nuestra empresa destacada de la semana en el Marco del Plan de Digitalización MIPYME en Guatemala.

El término AEL no es casualidad, representa las letras iniciales de los tres emprendedores y hace referencia a Dios, a quien dedican su trabajo de elaboración y venta de productos artesanales enfocados en bisutería.

A través de esta entrevista, Ernesto nos cuenta cómo lograron expandir su negocio tras enfrentarse a circunstancias difíciles y poco capital, que era generado a través de dos máquinas chicleras. Pero dejemos que sea Ernesto quien nos cuente su fascinante historia de superación.

 

AEL.CLIENTES

 

PREGUNTA: Vemos que AEL se dedica a la venta de productos artesanales. Pero, ¿Cómo y cuándo surgió su negocio?

RESPUESTA: Surgió a raíz de que fui víctima de dos embargos por ser fiador, me di cuenta de que tener un solo ingreso no sirve, por eso este emprendimiento se formalizó por la necesidad de salir adelante, de ya no tener jefes y no tener más deudas.

Al inicio fue solo comprar material para bisutería y hacer algo como tirarnos al aire sin ningún objetivo, sin ningún plan. Al principio vendíamos en mercaditos de emprendedores, ahora tenemos dos puntos de venta: en Cerrito del Carmen y Real del Parque.

 

P: Nos menciona que al principio no había un objetivo claro para el negocio. ¿Notó alguna diferencia antes y después de tener un plan?

AEL. CARTEL NOMBRE NEGOCIOR: Sí, eso de no tener un plan es un desorden, no sabíamos si lo que habíamos comprado lo habíamos recuperado, tampoco si el dinero era de nuestra bolsa o de nuestras ventas. A raíz de que se nos abrió la oportunidad en el Cerrito del Carmen encontré la página de ustedes y entonces ya planificamos. Decidimos abrir la página, un perfil de WhatsApp, Twitter, en fin, las redes sociales. Posteriormente empezamos a buscar más mercados.

Si Dios lo permite, en febrero se nos abre una tercera puerta en Santa Lucía Milpas Altas. Además, en nuestro plan está acercarnos al Ministerio de Economía para recibir capacitaciones y formalizarnos como una sociedad de emprendimiento. El plan a mediano y largo plazo es que los tres dejemos de trabajar y nos dediquemos de lleno a nuestras ventas.

 

P: Ustedes se dedican a la venta de artículos artesanales de bisutería. ¿Qué productos pueden encontrar las personas en AEL?

AEL. EJEMPLO DE PULSERASR: Hacemos anillos, aretes, pulseras, collares y brazaletes. Los anillos los compramos y les agregamos algún detalle.

Nosotros compramos la materia prima y decidimos los diseños con base en lo que los clientes nos piden. Por ejemplo, si una persona nos dice: “Nosotros queremos algo de San Judas pero completo”, nosotros les hacemos una colección que incluye llavero, medalla, pulsera y leyenda con oración.

 

P: ¿Para ustedes el servicio al cliente es algo indispensable? ¿Cómo es la asesoría que ustedes dan a las personas que se acercan a comprar sus productos?

AEL. ARTÍCULOS

R: Totalmente indispensable, quien nos ha enseñado sobre servicio al cliente es Luis [uno de los emprendedores], él es máster en mercadotecnia.

Se nos han vendido [los productos] porque estamos dando el plus a la gente de no solo venderle un producto, sino explicarle para qué es, el porqué de los colores y el significado. Cuando la gente nos compra algo, nosotros le explicamos cuál es la simbología de cada cosa y si no están satisfechos, las modificamos hasta que queden satisfechos.

 

Nos interesa que el negocio tenga más clientes, pero que no pierda la esencia y continúe dándole importancia al buen servicio y no solo a las ventas.

 

P: ¿Considera que hay competencia con otros puestos que venden productos similares? ¿Cómo se distingue de ellos?

AEL. VENDEDORESR: En el Centro [así se conoce coloquialmente al Centro Histórico de Guatemala] tenemos una dura competencia con jóvenes que están en el Portal del Comercio y Parque Central, ellos hacen obras maravillosas, además hay personas que venden joyas y brazaletes de piedras volcánicas.

Lo que nos distingue, es la personalización que hacemos de nuestras piezas porque cada vez que alguien se acerca, evitamos decirle: “vale 15” o “vale 10”, mejor nos enfocamos en explicarle el significado de nuestros productos.

 

P: ¿Hay alguna red social que le esté ayudando a captar nuevos clientes?

R: Sí. Solo algunas personas le han dado “me gusta” a nuestros productos en Twitter, pero Instagram y Facebook nos están funcionado muy bien. Nuestros clientes también hacen pedidos por WhatsApp, nosotros los recibimos, los revisamos y enviamos.

En Facebook e Instagram, cada cierto tiempo, subimos fotos, sobre todo cuando estamos en bazares. YouTube es diferente, lo utilizamos para enseñar cómo hacer manualidades con material desechable. Por ejemplo, hacemos cosas útiles para escritorio, porta lapiceros y joyeros.

 

P: ¿Qué consejo le daría a una persona que quisiera iniciar un negocio similar al suyo?

AEL. CHICLEROS PARA INICIO DE NEGOCIO

R: En el 2016, los tres decidimos tratar de iniciar un negocio. Con nuestros aguinaldos compramos dos máquinas chicleras con pedestal y las instalamos en un café internet. Gracias a esto en dos años recuperamos el capital. Por ahora, ha sido solo ganancia.

Mi consejo es: “Inicia con lo que tienes, piensa en tus productos y si estás solo, créetela”. En nuestro caso, seguimos adelante porque después nos dimos cuenta de que esto es lo nuestro.

 

Lo que le digo a la gente es que identifique
qué talento tiene para iniciar.

 

El testimonio de Ernesto es como el de muchos emprendedores que no encuentran en las adversidades un obstáculo, sino una oportunidad. Su historia es de inspiración para quienes deseen abrir un nuevo negocio.

Atreverse, es una de las decisiones que ha puesto en práctica nuestro emprendedor destacado. Además, él sabe lo importante que es tener un plan y sacar el máximo provecho de herramientas digitales como Kolau.

 


Cada semana, destacamos una empresa de Guatemala, en el marco del Plan de Digitalización MIPYME, cuya trayectoria, logros y experiencia son una inspiración para todos nosotros. Es un honor y un privilegio poder acercar estas grandes historias y aprender de ellas.