El amor siempre ha sido una palabra difícil de definir, pero lo que sí podemos decir con certeza es que el cuidado es una manera de demostrar este sentimiento. Entonces, el amor propio también implica cuidarnos a nosotros mismos.

A partir de este fuerte sentimiento, Rosa Mutzus creó una empresa que lleva su nombre y que se dedica a crear productos cosméticos 100% naturales. De este modo, ella pone a nuestra disposición una línea de productos para mejorar nuestro aspecto e higiene personal, sin arriesgar nuestra salud con componentes químicos.

Gracias a su preocupación por ofrecer un producto de calidad y un excelente servicio al cliente, Rosa Mutzus ha sido seleccionada como nuestra empresa destacada de la semana, dentro del Plan de Digitalización MIPYME en Guatemala. Sin más preámbulos, dejamos que su propietaria nos cuente la historia de este gran emprendimiento.

 

Rosa Mutzus. Varios productos

 

PREGUNTA: Hola, Rosa, es un gusto para nosotros tener la oportunidad de conocer tu historia de cerca. ¿Podrías contarnos a qué se dedica tu negocio? 

RESPUESTA: La idea principal es poder brindar productos cosméticos que le sirvan a las mujeres para limpiar su piel, cuidarla y embellecerla sin afectar su salud y sin afectar al medioambiente. Esa es la idea principal.

 

P: ¿Nos podrías hablar un poco más sobre los productos que comercializas?

Rosa Mutzus. Jabón artesanalR: Prácticamente tenemos todo lo que es para el cuidado personal e higiene. Tenemos jabones, shampoo, cremas, sueros faciales y crema para peinar. También tenemos maquillaje mineral, base, rubor, bálsamos labiales sin color y con color, desodorantes y casi todo lo que uno necesita para la higiene y cuidado personal. 

En cuanto a los desodorantes tenemos en barra y roll-on. El aroma que tiene es neutral, así que lo pueden usar tanto hombres como mujeres.

 

P: Nos gustaría profundizar un poco más en el plus de tu empresa. ¿Nos podrías contar un poco más sobre el beneficio de los productos 100% naturales?

R: Todos los ingredientes que usamos son 100% naturales, porque hay otras marcas que usan bases. Por ejemplo, compran una crema que utilizan como base y después le agregan el ingrediente natural. El problema es que esas bases siguen teniendo aceite mineral, productos derivados del petróleo, ingredientes artificiales o preservantes.

Entonces, básicamente estás contaminando tu piel y tu cuerpo con productos químicos que pueden ser dañinos para la salud. En cambio nosotros no hacemos esto, nosotros hacemos todos nuestros productos desde el inicio. Por ejemplo, si vamos a hacer una crema, usamos aceites y agua. 

También hacemos jabones a base de aceite. En cambio, otras empresas hacen sus jabones pero a base de glicerina.

 

Rosa Mutzus. Desodorante

 

P: ¿Consideras que ha sido un desafío vender este tipo de productos? O al contrario, ¿crees que te ha beneficiado?

R: Realmente es difícil convencer a las personas debido a dos razones: la primera es por el precio, porque hay una diferencia muy alta entre un producto industrializado y un producto natural. La segunda es por la misma mercadotecnia de los productos industrializados, pues nos han metido en la cabeza que son mejores, que funcionan y que los resultados son más rápidos. 

 

Pero la parte bonita de este negocio es que se ha vuelto
una tendencia creciente.

 

Las personas empiezan a preocuparse sobre qué exactamente se están poniendo en el cuerpo. Entonces queremos encontrar a esas personas que ya están más conscientes y que quieren cuidar su salud y la de su familia, pero que también están interesados en cuidar el planeta. La verdad es que este es un mercado reducido, pero lo bueno es que está creciendo.

 

P: ¿Cómo logran identificar y atraer a este pequeño grupo de personas?

R: Más que todo es por la publicidad en Facebook y por algunas alianzas con tiendas que están especializadas en productos naturales. 

 

P: Centrándonos ahora en tu página e Facebook. ¿Es reciente o la has creado hace tiempo?

Rosa Mutzus. MaquillajeR: Hace un año que tenemos la página, porque en enero del año pasado decidí enfocarme más en Facebook e invertir en publicidad y mejorar los posts. De hecho, yo no la manejo, sino que me ayuda una community manager

Yo no soy muy amiga de las redes sociales y por eso me había resistido a usar Facebook todos estos años. Tenía una página, pero yo hacía una publicación como cada tres meses. Después, varias personas y amigos me dijeron que usara Facebook, así que di el primer paso. Luego me recomendaron la página web.

 

P: ¿Qué diferencias has experimentado al empezar a implementar Facebook en tu negocio?

R: Si lo comparo con los otros años, la verdad es que sí ha dado buen resultado. En diciembre nos fue muy bien con las ventas en Facebook, mientras que los años pasados no vendíamos tanto. 

 

P: Ya que mencionas una época en específico, ¿manejan promociones para temporadas como estrategia de marketing?

R: Sí, en diciembre tuvimos promociones. Generalmente lanzamos también para el Día de las Madres y para medio año. Sin embargo la época que nos dio mejores resultados fue en diciembre, pues tuvimos más interacciones.

 

P: Nos ha llamado la atención el servicio personalizado que mencionas en tu página. ¿En qué consiste?

Rosa Mutzus. Mascarilla facialR: Cuando el cliente nos hace pedidos, nosotros tratamos de orientarlo en cuanto a qué productos son mejores. Ese sería el nivel básico. Por ejemplo, si me piden un shampoo, yo tengo que consultar cómo tiene el cabello esa persona o cuál es su problema específico para yo ofrecerle el que creo que le va mejor.

Hay otra cosa más que me gustaría desarrollar en este caso. Por ejemplo, yo vendo cremas, pero hay personas a las que no les gusta el olor a flores, sino que les gusta algo más cítrico, refrescante o hasta mentolado. Entonces la idea es poder ofrecer productos más personalizados a mis clientes.

 

P: Recordando que mencionaste haber tenido la ayuda de una community manager, ¿cuentas con ayuda de más personas para manejar tu negocio?

R: De hecho, la community manager es freelance y también tengo a otra persona que es química farmacéutica. Ella es el enlace con el Ministerio de Salud, porque aquí en Guatemala todos los que hacen cosméticos, suplementos alimenticios o alimentos deben tener un profesional responsable ante el Ministerio de Salud.

Hay un pliego de norma y se supone que el farmacéutico es el responsable de interpretar las normas y asesorarme para que yo implemente bien estas normas. Esta persona está como freelance también, pero directamente hay tres personas en la empresa.

Mi hermana se ocupa del control de calidad, trabajando medio tiempo. Y está otra persona que me ayuda para el tema de toda la producción, pero soy yo exclusivamente la que hace la formulación. 

 

P: Ahora que nos comentas el tema de la salud, nos surge una duda relacionada con los clientes: ¿qué tanta confianza le tienen las personas a tu producto?

Rosa Mutzus. Polvos sueltosR: Hay mucho desconocimiento. Sin embargo hay personas que sí saben y para ellas es un plus saber que no estamos elaborando los productos en la cocina de la casa o que tenemos licencia sanitaria y un número de registro sanitario.

Lo malo es que no toda la gente sabe y aún en los lugares en donde se venden productos cosméticos no saben. Por esta razón me es difícil competir, porque los precios y la presentación pueden variar.

 

P: En un mediano o largo plazo, ¿qué es lo que visualizas para la cosmética? ¿Tienen algún plan a futuro para poder incrementar las ventas?

R: Básicamente serían dos líneas. La primera es exportar y la segunda serían las ventas mayoristas, pero no a escala de supermercado todavía, sino que tal vez en tiendas tipo Cemaco o Meykos. Aún no tenemos la capacidad como para mover tanto producto. Y en cuanto a la exportación, nos enfocaríamos en mercados muy definidos.

 

P: Para poder lograr estos objetivos, ¿tienes alguna estrategia en mente?

R: Creo que hemos avanzado bastante, porque el año pasado participamos en un evento de GS1. Estos son los representantes o quienes ven el tema de los códigos de barras aquí en Guatemala.

Entonces el año pasado ellos hicieron un evento que se llamó Fábrica de negocios e invitaron a varias cadenas de tiendas como Walmart, Cemaco y La Torre. Allí nos agendaron citas y tuvimos nuestro primer acercamiento. 

El MINECO también organiza un evento, el cual se llama “Encuentro con el Migrante”. Allí también participamos y conseguimos un par de contactos para lograr este tipo de negocios para la exportación. 

 

Rosa Mutzus. Set de limpieza personal

 

P: Si tuvieras enfrente a un nuevo emprendedor y este te pidiera un consejo, ¿qué le dirías para que se quitara el miedo?

R: La verdad uno cree que es fácil o tal vez no. Por lo menos yo no pensé que fuera fácil cuando inicié, lo sabía, pero mis expectativas eran mucho mejores a lo que ha sido la realidad hasta ahora.

Entonces mi consejo es que se prepare, porque si usted entra a cualquier negocio a ciegas, puede ser que le vaya bien como negocio. Pero hay una diferencia entre tener un negocio y tener una empresa, así que es importante definir eso desde el inicio. 

¿Quiere un negocio o quiere construir una empresa? Si quiere un negocio se puede meter y le puede ir bien. Compra o hace y se enfoca en vender. Pero si quiere una empresa, se tiene que preparar. 

 

Hay que tener mucha perseverancia y tener
claro hacia dónde se va.

 

Rosa Mutzus nos ha enseñado que crear una empresa no es cosa sencilla, pero sí posible. Lo único que debemos hacer es ir colocando un ladrillo tras otro y ser perseverantes en ello hasta construir el castillo que tanto hemos soñado. 

Así que no importa si aún estás creando los planos de tu castillo, lo importante es que no pares de avanzar y sigas construyendo tu sueño a tu propio ritmo. Al final será esa constancia la que te permitirá avanzar y si en algún momento llegas a dudar, haz como Rosa y mira hacia atrás, verás lo sorprendente que puede ser el camino que has forjado.  

 


Cada semana, destacamos una empresa de Guatemala, en el marco del Plan de Digitalización MIPYME, cuya trayectoria, logros y experiencia son una inspiración para todos nosotros. Es un honor y un privilegio poder acercar estas grandes historias y aprender de ellas.